Detenido en Salamanca por vender “packs” de archivos de pornografía infantil

La Policía Nacional recibió 3 denuncias en las que se alertaba de la distribución de material pornográfico infantil a través de Internet. Aunque creían estar ante casos distintos, dado el volumen de archivos, finalmente comprobaron que se trataba del mismo individuo

Detenido en Salamanca por vender “packs” de archivos de pornografía infantil
Los agentes intervinieron los dispositivos electrónicos del sospechoso donde hallaron más material pornográfico / CNP

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Salamanca a un individuo por vender “packs” de archivos de pornografía infantil a través de Internet. Según han podido descubrir los investigadores, el pedófilo obtenía el material pornográfico directamente de los propios menores (la gran mayoría chicas adolescentes). Se hacía pasar por el director de una agencia de modelos y mediante técnicas de child groomingengañaba a sus víctimas, que le enviaban los archivos a través de conocidas redes sociales o bien en foros pedófilos de la Dark Web.

Los archivos distribuidos eran organizados en lotes y vendidos a otros pedófilos a un precio que oscilaba entre los 45 y los 150 euros, en función del volumen demandado.

Una denuncia destapó una parte de la trama

Las pesquisas se iniciaron gracias a un email recibido al correo electrónico que la Policía Nacional pone a disposición de los ciudadanos para que puedan denunciar cualquier contenido de esta índole (denuncias.pornografia.infantil@policia.es).  La denuncia provenía de una empresa que administra un dominio. Los informáticos de esta compañía detectaron que un usuario de dicho dominio había subido 374 imágenes, todas ellas calificadas inequívocamente como material de explotación sexual de menores, en modo “público”, y cuya dirección IP lo ubicaba en España.

publicidad

Las investigaciones continuaron y la misma empresa comunicó la comisión de nuevos hechos de idéntica naturaleza en la referida web. En esta ocasión se trataba de otras 64 imágenes, la mayor parte de ellas catalogadas como material pornográfico infantil, subidas por otro perfil que también anunciaba la venta de material sexual de todas las edades.

Paralelamente, llegaron otras dos denuncias

De forma paralela, la Embajada de EUA en España comunicó a los agentes de la unidad de ciberdelitos la existencia de conexiones de Internet en nuestro país, desde las que se estaría distribuyendo material de abuso sexual infantil. Concretamente, se notificaron cuatro denuncias formuladas por el National Centre for Missing and Exploited Children (NEMEC) en las que informaban sobre la actividad delictiva llevada a cabo en diferentes plataformas por cuatro usuarios. A pesar de que no parecían estar relacionados -puesto que las geolocalizaciones de sus direcciones IP eran diferentes- habían subido a la red varios archivos muy similares en los que aparecían menores de edad siendo víctimas de abusos sexuales.

Por otro lado, los investigadores recibieron otra denuncia de una conocida empresa online de compraventa por la que informaban de que habían detectado actividad ilícita en sus servicios. Se trataba de un usuario que subía anuncios en los que ofertaba imágenes y vídeos con contenido de explotación sexual infantil a cambio de dinero, concretamente 45 euros. 

En los tres casos era el mismo individuo

Una vez analizada la información obtenida, los agentes constataron que el presunto autor de los ilícitos denunciados era la misma persona, puesto que las direcciones IP desde las que se cometieron varios de los hechos investigados, así como las fechas y las horas, coincidían entre sí. Finalmente, lograron identificarlo y localizarlo en una localidad cercana a la capital salamantina.

Tras varias gestiones, los agentes advirtieron que en la vivienda del investigado solía pernoctar un menor de edad, familiar suyo, lo que precipitó su detención por temor a que pudiera estar siendo víctima de abusos. Asimismo, fruto del registro de su domicilio, intervinieron un enorme volumen de material pornográfico de menores, la mayor parte catalogada de “modelaje”, en el que aparecían niñas posando en lencería y en actitudes con alta carga erótica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here