Detenidas 50 personas en dos operaciones antidroga en Andalucía y Catalunya

Operaciones de Guardia Civil y Mossos d'Esquadra se saldan con la detención de 31 y 19 personas, respectivamente, que traficaban con hachís y cocaína.

Detenidas 50 personas en dos operaciones antidroga en Andalucía y Catalunya
En una de las operaciones, la Guardia Civil ha detenido a 31 personas | GC

La Guardia Civil ha detenido a los 31 integrantes de una organización delictiva de origen británico, entre ellos, el cabecilla de la red, asentada en la Costa del Sol desde el año 2015, dedicada al tráfico de drogas y que operaba en las costas de Andalucía. Por otro lado, los Mossos d’Esquadra han detenido a 19 personas, entre las que hay seis hermanos, en Roda de Ter.

La investigación andaluza se inició a raíz de conocer que una organización dedicada al narcotráfico pretendía asentarse en la provincia de Málaga. Con el avance de las investigaciones se acreditó que dicha organización pretendía introducir hachís a través de veleros por distintos puertos de la geografía española.

En el verano de 2015, se incautaron 1.910 kg de hachís que intentaban introducir en sendos veleros a través del Puerto deportivo de Sotogrande-San Roque (Cádiz), procediendo a la detención de tres personas.

Prosiguiendo con las investigaciones sobre este grupo criminal, nuevamente les fue detectada una nueva operativa en septiembre de 2016. En esta ocasión, el puerto elegido fue La Alcaidesa, en la Línea de la Concepción (Cádiz). Fueron intervenidos 690 kilogramos de hachís y las tres embarcaciones que tenían en su poder, procediendo en esta ocasión a la detención de seis personas, que eran las encargadas del transporte y descarga (braceros) de la droga.

Llega el líder

Por último, y tras detectar el pasado mes de septiembre de 2019 la llegada a España del líder de la organización para coordinar in situ la operativa de narcotráfico, se interceptaron, el pasado mes de marzo, dos nuevos barcos cargados con 666 kilos de hachís, procediendo en esta última etapa de la investigación a la detención de 22 personas, de nacionalidades británica, holandesa y española, estos últimos dando apoyo logístico a la organización investigada, y a la realización de varias entradas y registros en localidades de Estepona, Fuengirola, Motril y El Ejido, todas en Málaga.

La operación, en la que finalmente se han detenido a 31 personas e intervenido 3.226 kilos de hachís, ha sido dirigida y tutelada por el Juzgado de Instrucción, número 1, de Marbella, y desarrollada por guardias civiles  del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil de Málaga (EDOA), del Equipo de Contra el Crimen Organizado de la Unidad Central Operativa  (ECO) y el Órgano de Coordinación de Operaciones contra el Narcotráfico (OCON SUR), así como de las Comandancias afectadas. Además, la Guardia Civil ha contado con la colaboración estrecha de la NCA (Agencia Criminal) de Reino Unido.

19 detenidos en Catalunya

Los Mossos d’Esquadra han desarticulado en Roda de Ter (Barcelona) una organización criminal dedicada a la distribución de cocaína en la Catalunya central. El operativo ha permitido detener a lo largo de la investigación a 19 personas, se han intervenido 12 kilos de cocaína, 20 de hachís y más de 300.000 euros en efectivo.

La investigación se inició en julio de 2019 cuando los Mossos detectaron en Roda de Ter un importante volumen de transacciones vinculadas con el tráfico de cocaína. De ahí, determinaron que en la población se había establecido un grupo criminal que se dedicaría a proveer de drogas a diferentes puntos de venta en el centro de Catalunya y en el sur de Francia.

El grupo estaba liderado por seis hermanos de nacionalidad marroquí, que se habrían rodeado de un entramado criminal para conseguir sustancias estupefacientes en grandes cantidades que, posteriormente, volvían a vender a distribuidores directos.

Los investigadores comprobaron que los principales proveedores de drogas de los hermanos eran dos hombres, de nacionalidad dominicana y con domicilios en Barcelona. Estos les hacían llegar grandes cantidades de cocaína escondida en el doble fondo de vehículos, la cual era almacenada en diferentes puntos, donde la adulteraban con diferentes sustancias de corte y así conseguían aumentar la cantidad de drogas que vendían a terceros.

Normalmente eran los compradores los que se encargaban de recoger las drogas de los puntos de almacenamiento, pero a veces el mismo clan familiar era quien hacía la distribución, en algunas ocasiones, escondiéndolas en furgonetas y haciéndolas pasar como transporte de mercancías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here