Desmantelada una mafia que traficaba con seres humanos en el Mediterráneo

La Guardia Civil ha detenido a 19 personas por su presunta vinculación con una organización criminal dedicada al tráfico de seres humanos que favorecía la inmigración irregular entre Argelia y España

Desmantelada una mafia que traficaba con seres humanos en el Mediterráneo
La Guardia Civil ha incautado dinero en efectivo y varios vehículos utilizados por esta mafia para el traslado de los migrantes | GC

El negocio criminal de las mafias dedicadas al tráfico de seres humanos sigue siendo uno de los más lucrativos del mundo, casi tanto como el del narcotráfico. Aunque el tráfico ilícito de personas afecta a un gran número de países a nivel internacional, en los últimos años, su actividad en el Mediterráneo se ha intensificado. La presión migratoria a las puertas de Europa y la imposibilidad de viajar por vías legales, sitúa a las mafias como la única alternativa para miles de migrantes desesperados por alcanzar tierras europeas. Detrás de cada uno de ellos existe una historia única: mientras que unos sueñan con lograr nuevas oportunidades laborales o económicas, otros huyen de la miseria, los desastres naturales o los conflictos armados. Es entonces cuando los contrabandistas, aprovechándose de su vulnerabilidad, les ofrecen un pasaje por el que tendrán que pagar un precio demasiado alto. Desde precios desorbitados, para muchos de ellos todos sus ahorros, hasta su propia vida. Este viaje de no retorno se hace sin garantías. 

Este lunes, la Guardia Civil ha desmantelado una de estas organizaciones que, de forma inhumana y desalmada, se aprovechaba de los migrantes para su lucro económico. La organización dedicada al tráfico de personas y que favorecía la inmigración irregular, estaba asentada en Girona y Murcia. En estos dos puntos se alojaban y diseñaban las operaciones de tráfico de seres humanos entre Argelia y España que tenía como destino final Francia. 

Ofrecían un servicio de “Pateras-taxi”

Los miembros de la organización se encargaban de captar a migrantes en Argelia y, previo pago, los trasladaban en una lancha de gran cilindrada hasta la costa española del litoral mediterráneo. Una vez en España, otros sujetos vinculados a la organización recogían a los migrantes y los alojaban en inmuebles ubicados en las provincias de Murcia y Almería. Para aquellos que así lo desearan, la organización les requería otra elevada cifra de dinero y les ofrecía continuar su viaje hasta Francia. 

En esta intervención de la Guardia Civil bautizada como “Operación Cobre”, los agentes han detenido a 19 personas de nacionalidad tanto marroquí como argelina. Todos los detenidos formaban parte de esta organización liderada por un ciudadano marroquí y desarrollaban tareas perfectamente definidas y estructuradas: logísticas, de transporte y económicas.

publicidad

Los patrones, cinco varones de nacionalidad argelina, eran quienes realizaban los trayectos entre Argelia y España en lanchas motoras conocidas como “taxis-patera”. Los encargados de la logística recogían a los inmigrantes tras su llegada a la península y los alojaban en pisos gestionados por la organización. Los encargados del transporte llevaban a los inmigrantes desde Almería o Murcia hasta Girona, llegando a conducir 24 horas de manera ininterrumpida en trayectos de hasta 4.000 kilómetros. Una vez en Girona, siete miembros de la organización eran los encargados de cruzar a los inmigrantes al país vecino. Finalmente, otros miembros gestionaban la recaudación de los pagos que recibía la organización criminal por los “servicios de transporte”. 

De los 19 detenidos, 9 han ingresado en prisión provisional y no se descartan nuevos arrestos en las próximas horas en relación con este grupo criminal. La Guardia Civil ha incautado dinero en efectivo, dispositivos electrónicos para su posterior estudio y varios vehículos que utilizaba la organización para cometer los delitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here