Crisis del coronavirus: Primera cuarentena en la Policía

Según ha podido confirmar eltaquigrafo.com, la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) mantiene a una buena parte de su plantilla en cuarentena, al haberse diagnosticado la COVID-19 en un detenido que fue trasladado a los calabozos de dicha comisaría, el pasado lunes. Todos los agentes que, de una forma u otra, participaron en esa detención, se encuentran en cuarentena. Un coche patrulla, en la puerta de la comisaría, desvía a los ciudadanos que acuden a esta sede de los Mossos a otros centros policiales.

Crisis del coronavirus: Primera cuarentena en la Policía
Area de serviciio en la AP-7, en Santa Perpètua de Mogoda | GOOGLE MAPS

El pasado lunes, un camionero procedente de Milán (Italia), que había estacionado su vehículo en una área de servicio de la AP-7, a la altura de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), detectó la presencia de dos jóvenes de aspecto hindú o pakistaní que se habrían colado en la caja de su camión y, procedentes de Italia, donde el transportista cargó la mercancía, habían entrado en nuestro país.

Agentes de tráfico y de seguridad ciudadana de los Mossos se personaron en el lugar de los hechos, procediendo a la identificación de los dos polizones.

Tras las primeras averiguaciones, los Mossos constataron que ambos jóvenes no disponían de ningún tipo de documentación, motivo por el cual fueron trasladados a dependencias policiales.

No se encontraba bien

Una vez en la celda de la comisaría, uno de los muchachos comunicó a los agentes que le custodiaban que se encontraba indispuesto. Explicó que tenia fiebre y problemas respiratorios. Los agentes le trasladaron a un centro médico donde, al cabo de unas horas, se le diagnosticó el COVID-19.

Como consecuencia de ello, y en atención a los protocolos de prevención sanitaria respecto a esta enfermedad, todos los policías que tuvieron contacto con el joven, se encuentran en aislamiento.

Al tratarse de una comisaría pequeña, la actividad se ha reducido a la mínima expresión. Tanto es así, que está cerrada en horario de tarde y las personas que acuden a ella para realizar algún trámite son derivadas a otros centros policiales por dos agentes de los Mossos que se encuentran en el interior de un vehículo situado en la puerta de la comisaría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here