Crims, amb Carles Porta

Todo un privilegio leer esta novela que conecta con el lector de una forma empática con la delicadeza y el respeto que todas las víctimas y familiares merecen

Crims, amb Carles Porta

A finales de 2018, el género conocido como True Crime recobra un importante interés en el sector literario cuando dos de las editoriales más potentes de este país abren una nueva línea dedicada a las crónicas negras, convirtiéndose así en una tendencia que, dos años después, sigue muy en auge.

La forma de explicar los crímenes se transforma. No se especula ni se reconstruyen hechos, simplemente se narran tras una ardua investigación por parte del escritor. Si a ello le sumas la exploración del alma humana de los asesinos que cometieron esas muertes; si, como escritor, decides buscar el sentido —porque queremos creer que todo asesinato tiene un motivo, siempre que la esquizofrenia o un brote psicótico no esté detrás— y no solo quedarte en la superficie, entonces tenemos un nombre: Carles Porta.

Las crónicas negras de Carles Porta

Comparado con Truman Capote o Norman Mailes, ambos grandes innovadores del nuevo periodismo, Carles Porta es un periodista catalán que vio de primera mano la muerte cuando fue enviado especial en conflictos como los de Bosnia, Ruanda o Kosovo, entre otros.

Es conocido por su exitoso programa Crims, de Catalunya Ràdio, el cual fue avalado por la crítica. Es por ello que TV3, reacia en un principio a llevar a la pequeña pantalla casos de asesinato para no generar sensacionalismo, apuesta finalmente por este nuevo formato, tratándolos con tal objetividad que el rigor de las investigaciones prima por encima de las cuotas de share o del morbo. Diez capítulos y siete casos llegaron a los hogares de los catalanes las noches de los lunes.

Para aquellos para quienes los libros siempre son un refugio preferido a la televisión, el programa se transformó en obra escrita: Crims, amb Carles Porta, de La Campana Editorial.

En ella, Porta da voz a siete relatos reales ocurridos en Cataluña, varios de gran impacto mediático como el crimen de la guardia urbana o el de la viuda negra del barrio de Sants, conocida como la envenenadora. Otros, aún sin resolver pese a haber transcurrido más de dos décadas, como el de Can Morgat, y alguno de calado internacional como el del camionero alemán: asesino en serie que operaba a nivel europeo y que fue detenido gracias a los Mossos d’Esquadra.

Binomio periodismo-psicología

Carles Porta es ese escritor que consigue aportar un binomio periodístico-psicológico muy a tener en cuenta cuando de true crime se trata. La mayoría de crónicas negras escritas por periodistas que he tenido la oportunidad de leer tienen una carga de investigación asombrosa, pero les faltan esos apuntes psicológicos necesarios para entender las mentes y las motivaciones que mueven a los culpables a actuar como lo han hecho. Si, en cambio, el que lo expone es experto en salud mental, suelen carecer de la parte más técnica en cuanto a investigación, centrándose únicamente en la carga mental.

Caracterizado con un sello propio, Carles conecta con el lector de una forma empática. Su peculiar sentido del humor —negro— ayuda a ser capaz de distanciarse de esos casos, algunos demasiado macabros, y ponerle una pizca de ironía, siempre con la delicadeza y el respeto que todas las víctimas y familiares merecen. El escritor deja, además, parte de sí mismo en él y descubrimos cuestiones personales, e incluso afinidades políticas, a través de algún que otro «zasca» que se deja entrever entre las páginas.

Ha sido un privilegio no únicamente leer la novela, sino encontrarse ese equilibrio en la balanza entre la visión y el método de un periodista y la sensibilidad de un buen psicólogo, aunque él no lo sea, que tanto anhelaba en los libros de true crime. Mis más sinceras felicitaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here