Crimen Montcada: juzgan a un joven por el brutal apuñalamiento mortal de 2019

La Audiencia de Barcelona juzga a un joven que en junio de 2019 mató a un amigo de su expareja infringiéndole cerca de 200 puñaladas en Montcada i Reixac. A pesar de sufrir esquizofrenia paranoide, el fiscal pide 22 años y medio de prisión

Crimen Montcada: juzgan a un joven por el brutal apuñalamiento mortal de 2019
Los hechos ocurrieron a plena luz del día ante el bar "l'Alzina" del barrio de Santa María de Montcada ( eltquigrafo.com

Tras más de dos años en prisión provisional, este martes 2 de noviembre se inicia en la Audiencia Provincial de Barcelona el juicio contra Víctor A.I. por el asesinato con ensañamiento a un amigo de su expareja. Los hechos se remontan al 1 de junio de 2019 en el barrio residencial de Santa María de Montcada i Reixac (Barcelona). Esa mañana el asesino se desplazó hasta dicha localidad, donde sabía que residía su expareja desde hacia unos meses, y esperó a la mujer y a su acompañante en el bar “L’Alzina”, justo enfrente de la estación de tren.

Desde las 6.00 horas de la mañana, el acusado aguardó en el local a la espera de ver a su expareja con la intención de matarla. De hecho, él ya le había proferido varias amenazas de muerte y, por si cabía alguna duda de sus intenciones, bajo la chaqueta escondía una machete de 30 cm. Sobre las 10:30 horas la mujer pasó por delante del bar. Regresaba de Barcelona con un amigo suyo de toda la vida.

Sin piedad y a sangre fría

El acusado, al verlos, salió disparado machete en mano. La víctima se interpuso entre el acusado y su amiga y a sangre fría Víctor A.I se abalanzó sobre él y empezó a apuñalarle hasta que no pudo más. La mujer pudo refugiarse en el bar. La dejaron entrar en la cocina. Lloraba que apenas se descifraba lo que decía, suplicaba y rezaba totalmente desesperada, aseguraron en su día varios testigos a eltaquigrafo.com

publicidad

Según adelantó este medio, el acusado infringió más de 200 puñaladas en menos de cinco minutos al joven, de origen venezolano, que murió antes de poder ser trasladado a urgencias. La escena, acaecida en plena calle y a plena luz del día, conmocionó a decenas de testigos que, tras presenciar la macabra situación, se abalanzaron sobre el asesino, lanzándole sillas, parasoles y todo lo que encontraron por el camino. Los vecinos fueron quienes le retuvieron antes de que llegara la policía.

Además, como pudo saber esta redacción, el agresor seccionó los genitales de su víctima antes de terminar con su vida. Una vez el joven acusado se rindió exhausto, lanzó el cuchillo a un jardín privado justo en frente del bar y se dispuso a huir.

La joven alertó de las amenazas unos días antes

La expareja del asesino, amiga y compañera de la víctima, ya alertó días atrás de su estado de nervios a los habituales del “bar L’Alzina”. Hacia semanas que su ex, un joven español de 26 años, le enviaba amenazas de muerte y, por ello, decidió mostrar su fotografía a los vecinos del barrio. Loli, la camarera del establecimiento, le reconoció la mañana del crimen y avisó a la joven. Ni ella, ni nadie, imaginaba, sin embargo, que el acusado acabaría de esta forma con la vida del amigo de su expareja.

Ahora, más de dos años después del terrible suceso, Víctor A.I se sentará en el banquillo de los acusados y un jurado popular será el encargado de dirimir sobre su culpabilidad. Según informa el TSJCat, el joven tenía, en el momento de los hechos, mermadas sus facultades volitivas e intelectuales a resultas de la esquizofrenia paranoide crónica y el trastorno de la personalidad que padecía. Por ello, se concurre la circunstancia atenuante analógica de alteración psíquica y, con todo, el fiscal pide 22 años y 6 meses de prisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here