Crimen Guardia Urbana: toallas con sangre de Rosa Peral

Los peritos encargados de las pruebas biológicas han determinado que una de las toallas hallada en casa de Rosa contenía sangre de ella y esperma de Pedro. En la otra toalla, se encontró ADN de los dos, pero no se realizó la prueba para diferenciar el material genérico hallado.

Crimen Guardia Urbana: toallas con sangre de Rosa Peral
Rosa Peral (en el centro de la imagen) estuvo este lunes en su casa, con la comitiva judicial | MdSG (ET)

Los tres peritos de los Mossos d’Esquadra encargados de analizar los indicios periciales biológicos determinaron, durante la sesión de este miércoles, que una de las toallas que la científica halló en casa de Rosa Peral contenía sangre de ella y esperma de Pedro. Aunque en una primera prueba tan solo indicaron que había ADN de los dos, en un segundo análisis reclamado por la defensa de Rosa Peral se pudo concretar que la sangre era de la acusada y no de la víctima. Fuentes de la investigación han asegurado a eltaquigrafo.com que los restos hallados son compatibles con los que se producen tras una o varias relaciones sexuales. 

No obstante, la Policía no pudo determinar si se trataba de sangre menstrual dado que, han aclarado, para lograrlo deberían haber practicado un tipo de prueba que no es habitual en España.

En la otra toalla, encontrada junto a la primera y también con manchas de sangre visibles, no se realizó la prueba para diferenciar y concretar a quién pertenecía la sangre o, incluso, si como en el caso anterior, el ADN correspondía a otros flujos corporales como el esperma, el sudor, el flujo vaginal o la saliva. Tan solo se determina que hay restos biológicos de ambos. 

Los restos de ADN del porche 

Aunque la prueba orientativa para hallar sangre en el porche de casa de Rosa Peral dio hasta 35 indicios, solo dos de ellos se han podido asociar al ADN de la acusada. No pueden asegurar que se trate de sangre, simplemente son muestras de perfil genético que podrían ser compatibles con que Rosa hubiese andado descalza por el porche. Además, tampoco saben determinar si el resto de falsos positivos, es decir, los indicios que finalmente no han resultado efectivos, son restos de sangre humana, animal o detergente, por lo que tampoco pueden asegurar que el porche hubiese sido limpiado con profundidad. Según los expertos, es imposible de saber. 

La camiseta de la planta baja 

Los análisis biológicos realizados han demostrado que la pequeña mancha hallada en una camiseta de Rosa Peral contenía ADN tanto de la acusada como de Pedro,pero no han permitido concluir a quién pertenece la sangre o si contenía otros fluidos corporales, como sucedía con la primera toalla. 

Los mismos especialistas han admitido que la mancha «sería compatible» con haberse limpiado las manos sucias, con haberse dado un abrazo, etc. Han dado a entender que es habitual que haya ADN de Rosa y de Pedro porque vivían ahí. 

Pasar sin dejar rastros de ADN

A preguntas del Ministerio Fiscal, los peritos han asegurado que es totalmente posible estar en un lugar y no dejar absolutamente ninguna evidencia o rastro biológico o de ADN. «A diferencia de lo que nos hacen creer en las series de televisión, es mucho más complicado de lo que nos pensamos dejar una huella o un rastro», matizaron. Además, por su experiencia, han reconocido que lo más habitual en estos casos es encontrar indicios tan solo de la víctima. En el caso de Rosa Peral es distinto, porque ella vivía en el lugar donde, presuntamente, se cometió el crimen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here