Crimen de la Guardia Urbana: Albert López siguió, controló y amenazó a Rosa Peral

Las últimas pruebas documentales recibidas en el juzgado que investiga la muerte de Pedro Rodríguez avalan la versión de la agente imputada que denunció como su exnovio la sometía a seguimientos durante las horas y días posteriores al crimen

Rosa Peral está acusada de la muerte de Pedro Rodríguez

Tras la desaparición del agente de la guardia urbana de Barcelona, Pedro Rodríguez, su novia, la también agente de la guardia Urbana, Rosa Peral, fue sometida a vigilancias, controles e incluso seguimientos por su examante, el también guardia Urbana Albert López.

Ambos, López y Peral, están encarcelados por la muerte de Rodríguez, pero ella, durante meses, ha insistido en que Pedro fue asesinado por Albert y que si ella tardó varios días en denunciarlo fue por las amenazas que su examante le reiteraba.

Por fin llegó la prueba

Peral trató durante meses que la juez de instrucción número 7 de Vilanova, que se encarga de las diligencias, accediese a incorporar una prueba que para su defensa era capital y que justificaría el asedio, las amenazas y las mentiras de López, quien, según Peral, tras el crimen, trató de que la agente no abriera la boca sobre lo sucedido.

Peral declaró con detalle cómo López la sometió a seguimientos, a un marcaje estrecho y tanto es así que incluso el día 12 de mayo, Albert López, le mando varios whatsapps que evidencían como la proseguía incluso con su coche.

Nadie parecía creer a Rosa Peral, pero finalmente esa prueba documental ha llegado al juzgado y, efectivamente, constata como Albert López le envía un mensaje a su exnovia mientras ésta iba circulando con su coche por la ronda del litoral de Barcelona junto con un compañero de la guardia urbana, apellidado Leal.

WhatsApp revelador

Efectivamente, a las 8:44h de la mañana del 12 (12 días después de la desaparición de Pedro Rodríguez y cuando aún ambos no habían sido detenidos), López whatsapea a Peral: “¿Dónde vas por la Ronda a esa hora?” y ella responde: “?’”.

registro de los Whatsapps enviados entre Rosa Peral y Albert López
registro de los Whatsapps enviados entre Rosa Peral y Albert López

Efectivamente, Rosa Peral circulaba por esa carretera en compañía de un compañero de la guardia urbana, el tal Leal (exmiembro de los antidisturbios del CNP). Se dirigía al psicólogo y constató, estupefacta, como López le seguía los pasos y la sometía a un a férreo marcaje de sus movimientos.

Amenazas

¿Cómo sabia López que ella estaba allí? ¿La seguía? ¿Había ordenado que la siguieran?¿Le mandó el mansaje para que ésta supiera que estaba bajo su control y vigilancia?

Rosa Peral explicó al juez que Albert López la tenía amenazada, tras la desaparición de Rodríguez, con matar a sus hijas si hablaba, denunciaba, o informaba a alguien de lo ocurrido en su casa de Cubelles, lugar en el que desapareció el que era entonces novio de Peral (dos días después su cadáver apareció calcinado en el interior de su coche junto al pantano de Foix en Barcelona).

Por cierto, el tal Leal, gran amigo de López, fue citado a declarar por la juez y dijo no recordar este episodio tan reiterado por Rosa Peral y que ahora se ha corroborado documentalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here