Crimen Alcàsser: nueva búsqueda internacional para encontrar a Antonio Anglés

La Sección de Fugitivos de la Comisaría General de Policía Judicial ha pedido iniciar una campaña divulgativa a nivel europeo que aporte nuevos indicios sobre el paradero de Antonio Anglés, prófugo desde 1993, por el crimen de las niñas de Alcàsser (Valencia)

Crimen Alcàsser: nueva búsqueda internacional para encontrar a Antonio Anglés
Cartel de búsqueda de la policía utilizado en 1992 para buscar a Antonio Anglés / Archivo

Pocos días después de conocerse la reapertura del caso con el análisis de 50 pelos que podría incriminar la participación de Antonio Anglés en el triple crimen de ‘las niñas de Alcàsser’, la Policía Nacional ha movido ficha. Concretamente, la Sección de Fugitivos de la Comisaría General de Policía Judicial ha pedido permiso al Juzgado número 6 de Alzira, que dirige la investigación del triple crimen de Alcàsser (Valencia) en 1992, para iniciar una campaña divulgativa internacional para localizar al prófugo Antonio Anglés, al que un tribunal declaró autor material.

La instructora ya ha respondido -un día después de que la Policía pidiese el permiso- que “por parte de este Juzgado no hay inconveniente en la utilización del perfil de Antonio Anglés Martins de modo público” en la referida campaña. El objetivo es encontrar nuevos indicios del paradero de Anglés, prófugo desde 1993, antes de que el caso prescriba en diciembre de 2029. A partir de esa fecha Anglés resultaría inimputable. La principal hipótesis de la investigación es que subió en un barco y murió ahogado en el puerto de Dublín, aunque nunca se halló su cadáver.

Nuevo informe sobre la huida de Anglés

Sobre esta petición de la Policía Nacional, una de las acusaciones personadas en la causa, la Asociación Laxshmi para la Lucha Contra el Crimen y la Prevención, ha presentado al juzgado varias alegaciones y ha informado a la jueza de la inminente presentación de un informe criminológico sobre la fuga de Antonio Anglés, que ayude a la investigación.

El texto, que se encuentra en fase de redacción, incluye un análisis de todas las actuaciones practicadas respecto a la fuga de Anglés, desde 1993 hasta la fecha, elaborado por el criminólogo Félix Ríos y su equipo, en el que se recomienda el cotejo del ADN de Anglés con muestras no identificadas en los años 90 en la costa oriental irlandesa y la occidental de Inglaterra.

publicidad

Esta asociación fue la que impulsó la práctica de varias pesquisas, como el último análisis de medio centenar de pelos hallados en el lugar donde fueron encontrados los cadáveres de las niñas, así como el registro de los coches de Miguel Ricart y de Antonio Anglés con técnicas que, entonces, aún no se utilizaban.

Un caso que paralizó a todo un país

El secuestro y asesinato en noviembre de 1992 de Miriam, Toñi y Desirée, las tres vecinas de Alcàsser de entre 14 y 15 años violadas y torturadas hasta la muerte por el prófugo y su compinche Miguel Ricart -en libertad desde 2013, 21 años después de ingresar en la cárcel, tras ser condenado por la Audiencia de Valencia a 170 años de prisión-, mantuvo en vilo a España durante más de dos meses, hasta que aparecieron sus cadáveres.

Las tres niñas fueron vistas por última vez el 13 de noviembre de 1992, cuando se dirigían desde Alcàsser, donde residían, a la discoteca Color de la vecina Picassent, adonde nunca llegaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here