Corrupción en Valencia: Alfonso Grau y Rafael Rubio, detenidos por el cobro de “mordidas”

La segunda fase de la operación Azud, en la que ya fue detenido el cuñado de Rita Barberá en 2019, se ha saldado con la detención de 14 personas presuntamente implicadas en una trama de corrupción urbanística.

Corrupción en Valencia: Alfonso Grau y Rafael Rubio, detenidos por el cobro de “mordidas”
Alfonso Grau ya fue detenido en 2016 por un delito de cohecho continuado | EFE

El popular Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia y el que fue la mano derecha de la fallecida Rita Barberá, y el socialista Rafael Rubio, actual subdelegado del Gobierno en Valencia, han sido detenidos a primera hora del jueves por la UCO, según han adelantado OKDiario y La Razón. Se les acusa de haber cobrado sobornos a cambio de adjudicar licencias inmobiliarias en suelo público. 

Los arrestos se han producido en el marco de la segunda fase de la Operación Azud que, por el momento, se ha saldado con la detención de catorce personas en varias intervenciones simultáneas en Valencia, Alicante, Madrid y Tomelloso (Ciudad Real). Además de los dos políticos, habrían sido aprehendidos también una hija de Grau y el constructor Jaime María Febrer, como principal responsable de esta red de corrupción urbanística. 

Segunda fase de la operación Azud

La segunda fase de esta trama, investigada por un juzgado de Valencia y por la Fiscalía Anticorrupción llega dos años después de la primera intervención en la que fue detenido el abogado José Luis Corbín, cuñado de Rita Barberá, como responsable de gestionar a través de su bufete el cobro de comisiones ilegales a contratistas del Ayuntamiento de Valencia. En abril de 2019 también fueron imputadas Asunción Barberá, hermana de Rita Barberá y esposa de Corbín, y sus tres hijas. 

publicidad

De hecho, fue la documentación incautada durante la primera fase de la investigación la que ha permitido destapar la trama de “mordidas” a cambio de licencias de construcción en parcelas de propiedad municipal. Según adelanta el diario Levante, el dinero recibido por Grau mediante sobornos alcanza el millón de euros mientras que a Rubio se le adjudica una cantidad cercana a los 500.000 euros. Los detenidos han sido enviados a dependencias de la Guardia Civil y pasarán a disposición judicial en las próximas horas. 

La investigación Azud se inició después de que, durante una inspección fiscal a José Luis Corbín, cuñado de Barberá, Hacienda detectara una irregularidad de 600.000 euros en sus cuentas. Fue entonces cuando el fisco presentó una denuncia en su contra como presunto autor de un delito fiscal. La UCO y la Fiscalía Anticorrupción comenzaron a tirar del hilo y, dos años después, las pesquisas se han saldado con decenas de detenidos por su presunta implicación en la misma trama. 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here