Coronavirus: gimnasios y centros deportivos esperan nuevas soluciones

Después de tres días de huelga de hambre, Xavi Moya y Jordi Calvet, pudieron hablar cara cara con la 'consellera', Alba Vergés, y trasladarle su indignación ante el cierre taxativo de los gimnasios en Barcelona y su área metropolitana.

Coronavirus: gimnasios y centros deportivos esperan nuevas soluciones
Moya y Calvet durante la protesta.

La esperada reunión para el sector de los gimnasios y los centros deportivos, liderada por Xavi Moya y Jordi Calvet, con representantes de la Generalitat, se adelantó y se trasladó a la cafetería que se encuentra al lado de dicha institución, en la plaza de Sant Jaume. Ahí, los dos representantes del sector, que llevaban desde el pasado viernes acampados en la céntrica plaza barcelonesa, vieron entrar a la consellera de Sanidad, Alba Vergés, y al secretario de Salud Pública de Catalunya, el doctor Josep Maria Argimon.

Los guardaespaldas de ambas personalidades les permitieron el paso y, de una forma totalmente informal, pudieron trasladarles sus quejas e indignación. Principalmente, en relación con un cierre que consideran desproporcionado e injusto para un sector donde se han respetado todos los protocolos y no hay indicios de rebrote. No está de más recordar que gimnasios y centros deportivos de Barcelona y su área metropolitana ya hace diez días que por orden de Sanidad tuvieron que bajar sus persianas ante el riesgo de rebrote.

«Esta mala publicidad puso en alerta a la ciudadanía, que entendió que los gimnasios eran sitios inseguros, cuando hemos respetado en todo momento las distancias, la higiene y las normas impuestas por el Procicat», han asegurado los huelguistas a eltaquigrafo.com

Reunión oficial tras el encuentro

En la cafetería, tanto Vergés como Argimon, y siempre según la versión de Moya y Calvet, les intentaron calmar y les aseguraron que tratarían su tema con mucho «mimo» para llegar a una solución lo antes posible. El gesto, que agradó a los representantes de los gimnasios, fue que tras en encuentro casual y, antes de iniciarse la reunión telemática con otros representantes del mundo del deporte, Argimon bajó de su despacho y les insistió en que «harían todo lo posible para garantizar nuestra reapertura cuanto antes».

Al mediodía, se celebró la reunión oficial con otros representantes del sector, entre ellos la Unión de Federaciones Deportivas Catalanas (UFEC), donde se expusieron las exigencias de todos. Y aunque siguen sin haber llegado a nuevas soluciones y las propuestas quedaron a la espera de ser validadas —sobre todo ante la incertidumbre de los días venideros— confían en la palabra del Departamento y esperan obtener una respuesta oficial y práctica entre miércoles y jueves. Ante esta nueva situación, de aparente diálogo, Moya y Calvet decidieron replegarse y poner fin a la huelga de hambre iniciada el viernes pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here