Corina primera de España y quinta de Alemania y el feminismo

Y menudo modelo de mujer más de Vox que feminista se antoja asimismo esta Bárbara Rey de la nobleza europea, sí, ella, Corina I de España y V de Alemania amiga del excomisario Villarejo y de las braguitas-calculadora financiera

Corina primera de España y quinta de Alemania y el feminismo
Corinna zu Sayn-Wittgenstein | img. Pepe Farruqo

-La monarquía española parece un folletín.
-¿Un folletín? ¿Lo dices porque vale para una novela de folleto?
-No, más bien porque en el Palacio de la Zarzuela se folla mucho…

Leemos la prensa como para emborracharnos de tiempo presente, y dice, alucinen, que coincide esto de la celebración del día de la mujer empoderada con la noticia de que la banca suiza le ha encontrado a Corina Larsen (ex-amiga del ex-rey don Juan Carlos) 65 millones de euros sin procedencia justificada… ¡Lo jugao!

Y resulta que ella, antes muerta que sencilla, ella con su formato y porte de novia por catálogo de un catálogo para reyes corruptos, petro-jerarcas, tenores de ópera de Washington y así por el estilo, ha mirado al juez con la impavidez del mármol y le ha dicho, chúpate esa mandarina, que se trataba de un obsequio monárquico: ¡sí, que se lo había regalado todo el ex-rey don Juan Carlos porque su fortuna personal de origen desconocido da como para regalar 65 kilos del ala y en tu hambre manda tú!

¿Que se lo había regalado todo el ex-rey?

Ya, ¿y ha dicho por qué motivo se lo había regalado?

¡Menudo modelo de masculinidad más antiguo, anquilosado y caduco representa el viejo Borbón colecciona rubias caras (necesita urgentemente una puesta al día ideológica, aunque creemos que ya es tarde)… Parece un rey de los de casaca y pelucón (en esto se nota más que en todo lo demás que la monarquía es la versión política cutre del patriarcado abusón y falocéntrico, pero sin buscar coartada moral alguna, y eso, en el siglo XXI, queda tan antiguo como un director jefe del servicio secreto informático empuñando un mosquetón)!

¡Y menudo modelo de mujer más de Vox que feminista se antoja asimismo esta Bárbara Rey de la nobleza europea, sí, ella, Corina I de España y V de Alemania amiga del excomisario Villarejo y de las braguitas-calculadora financiera!…

El feminismo, bueno es que lo digamos también los hombres bien alto, no sólo es un movimiento político que se inscribe en la lucha que se ha venido librando a lo largo de toda la historia en contra de la arbitrariedad del poder y en pro de un mundo mejor: también es uno de los movimientos conceptuales más importantes del siglo XX (no en vano ha sido el feminismo conceptual el que nos ha explicado la diferencia entre el binarismo sexual –hembra/macho- y el binarismo de género –mujer/varón- para terminar iluminándonos al hacernos saber que la masculinidad y la feminidad son una construcción cultural… y, más aún, ha sido esa suerte de potfeminismo punk llamado pensamiento queer el que nos ha hecho cuestionar y deconstruir tal binarismo hombre mujer).

Pero al viejo Borbón, que es de los meticulosos que pagan, y a Corina, de las garrulas finas que dejan que las paguen bien pagadas, no les pegan ni el feminismo ni el postfeminismo ni la madre que los parió…

Corina no quiere llegar a casa sola y borracha porque eso es más bien para Massiel.

Corina le pregunta a su agente de bolsa que quién coño son Simone de Beauvuoir y Judith Butler mientras riega un tiesto de flores que tienen billetes en lugar de pétalos.

Viva vivir como una reina como sea, dice ella.

Es más pertinente que nunca el día internacional de la mujer empoderada, y el pensamiento feminista, y las relaciones humanas en términos de igualdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here