“Con mis hijas arriba no me la podía jugar”

En una entrevista exclusiva concedida al diario La Vanguardia, la agente de la guardia urbana imputada junto a su ex amante por la muerte del también guardia, Pedro Rodríguez,revela que Albert López la tenía bajo control absoluto y sumida en un total estado de pánico

Pedro Rodriguez, la victima, y Rosa Peral

“Aquella noche -la del 1 de mayo de 2017- me manda muchos mensajes y me incomoda. Le llamo para que me deje en paz. Me dijo que venía y yo, cuando lo vi llegar, iba decirle que se fuera pero lo vi con esa cara que no pude reaccionar y me aparté.

Debo de ser miedica pero me entró pánico. Él me tenía controlada. No podía hacer nada. Me miraba el móvil. Cuando vinieron los Mossos a mi casa a decirme que habían encontrado el coche de Pedro, Albert está en mi casa controlándome”.

Desgarradoras declaraciones de Rosa Peral, la guardia urbana co-imputada por el crimen de Foix en declaraciones al periodista de La Vanguardia, Toni Muñoz.

Peral relata el momento en que López irrumpe en su domicilio tras saltar la valla del jardín y, poseído por los celos se dirige hacha en mano en busca de Rodríguez. El cadáver de Pedro Rodríguez apareció tres días más tarde calcinado en el interior de su coche en las inmediaciones del barcelonés pantano de Foix.

Control emocional

Dos semanas después de la muerte de Rodríguez, la agente fue detenida a la vez que lo fue su ex amante, el también guardia urbano, Albert López y desde hace 15 meses permanecen en prisión preventiva a la espera de que concluya la instrucción sumarial del caso que se encuentra ya en su recta final.

“¿Cree que la opinión pública tiene una imagen de usted que se ajusta a la realidad?, pregunta Muñoz.

Están creando un monstruo, pero yo veo un monstruo en Albert. Están diciendo que soy fría y manipuladora y yo para nada soy así. Están dando una imagen de mí que ni los psicólogos de aquí dicen que yo sea así. Yo me considero muy familiar, hogareña, curiosa. Para nada fría. Soy muy empática. Empatizo mucho con todas las personas.

(En este momento Rosa se estira el jersey y muestra en el cuello una erupción cutánea, añade el periodista).

“Me sale cuando me pongo nerviosa. Mira, decían que Pedro me había agarrado del cuello la noche del crimen pero Pedro no me cogió del cuello”. (La juez en varios momentos de la instrucción señala que, en los días posteriores al crimen, Rosa tenía una marca roja en el cuello y cree que pudo ser víctima de una agresión que desencadenase el crimen)”.

No, no le maté

El periodista pregunta sin dilación y de forma directa..: “¿Usted mató a Pedro?”

Rosa Peral responde que “por supuesto que no. No tengo tanta poca humanidad como para matar a una persona. Con el daño que me han hecho a mi toda la vida, con lo de la pornovenganza, por ejemplo, yo no puedo y nunca he pensado en hacerle daño a nadie. Y ,¿por qué iba a querer matar a Pedro? Me lo daba todo y me ayudaba en todo,

¿Según usted le mató Albert?¿Qué relación tenía con él?

Me daba miedo. Siempre me había dado miedo. Puedo ser valiente, pero me da miedo. Que él me daba miedo es algo que sabe todo mi entorno. No es tan descabellado que yo reaccionara de aquella manera –se refiera ala noche del día 1 de mayo de 2017 cuando López irrumpe en su casa y presuntamente se desencadenan los hechos mientras peral se protege , junto a sus hijas en una habitación situada en la primera planta del inmueble-. Yo ya había visto cosas de él que no me habían gustado. Albert es un psicópata, no tiene empatía ninguna”.

Soy antes madre que policía

Toni Muñoz: “Según su versión, aquella noche Albert saltó la valla del jardín de su casa, entró y mató a Pedro. Usted se refugió en el piso de arriba junto a sus hijas. No entiendo que siendo usted policía no se entrometiera”.

Rosa Peral: “Por muy valiente que sea, mi corpulencia es la que es. Estando mis hijas arriba no me la podía jugar”.

T.M.: ¿Hay algo de lo que se arrepienta?

R.P.: De no haber protegido a Pedro y haber pensado solo en mis hijas. Tenía que haber pensado también en lo que le podía pasar a Pedro.

T.M.: “Si queda absuelta, ¿le gustaría volver a la Guardia Urbana?”
Soy policía

R.P.: “Pues no me lo he planteado. La verdad es que tengo vocación de policía pero lo primero que haría si quedara libre sería ir a ver a mis hijas”.

T.M: “¿Quiere pedir disculpas a la familia de Pedro?”

R.P.: “Me gustaría pedir disculpas por no haberme metido en medio cuando entró Albert. Si no hubiera sido policía, nadie pensaría que mi reacción no es normal”.

El articulo concluye recordando que, a la espera de juicio, Rosa Peral fue investigada además por otros dos casos mas: el supuestos asesinato de un mantero y el presunto intento de contratación de un sicario para matar a sus ex marido, Rubén. Tal y como subraya el articulo ambas causas fueron archivadas y Peral declarada inocente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here