Ciberestafa: si el amor es sólo virtual, mejor no te lo creas

Los Mossos d’Esquadra alertan de la estafa del falso amante virtual tras una denuncia registrada en Lleida. La mujer conoció a un supuesto militar por redes sociales, empezaron una relación amorosa a distancia y él la estafó, obteniendo todos los ahorros de la víctima

Ciberestafa: si el amor es sólo virtual, mejor no te lo creas
Son estafadores con mucha labia y un conocimiento sobrenatural de la ingeniería social / Shutterstock

De pronto un buen día, abres Facebook y te encuentras que un apuesto militar te ha mandado una solicitud de amistad. Las hormonas se revolotean. Es inevitable. Cotilleas sus fotos. Tiene pocas. Pero es tan guapo y tan apuesto. Rubio, fuerte…. ¡¡militar!! “Qué sexy”, piensas. Y, como no puede ser de otro modo, lo aceptas. Te habla. Y tardas bien poco en creerte sus mentiras, pero ¿a quién no le gusta que le digan cosas bonitas? La relación prosigue y se crean unos presuntos vínculos de confianza.

Él lo quiere dejar todo por ti, pero no puede dejar el ejército antes de tiempo. Está destinado en misión humanitaria en Afganistán y si abandona debe pagar una indemnización. Pobre, además de guapo y enamorado, es buena persona… o eso parece. Lo quiere dejar todo por ti y volver de su destino solo para estar contigo. La relación virtual y a distancia ya no le es suficiente.

La estafa empieza a forjarse

Te lo crees. Él ya se encarga de que lo hagas. El vínculo cada vez es más mayor. Te explica que en un banco de máxima seguridad de Alemania tiene el dinero para poder abandonar Afganistán e ir a España a por ti. Pero… sólo puede recoger dicho dinero de manera presencial. Dudas, pero estas cosas pasan. Sale en las pelis. Cajas de seguridad con llaves personales, escondidas en sótanos inteligentes, protegidas con rayos láser. Así que decides prestarle el dinero… Puede que sea el amor de tu vida y ya te ha dicho que te va a devolver hasta el último céntimo. Es militar, guapo y buena persona, está de misión humanitaria en Afganistán. ¿Qué puede salir mal?

Primer transferencia: 1.500 euros. Segunda, 15.000. Tercera, 50.000. Y así hasta enviarle a tu querido cerca de 118.000€. Tiene todo tus ahorros y aún así… no vuelve. Te empieza a poner excusas. Ya no te contesta tan rápido como antes. Y de pronto, un día, te paras a buscar su nombre en Google y no aparece nada. Haces una búsqueda de su foto y la misma se encuentra en decenas de perfiles diferentes en redes sociales. Abres los ojos. No ha sido una pesadilla. Has sido víctima de una estafa.

publicidad

Caso real en Lleida

Esto no pasa sólo en las películas, recientemente los Mossos d’Esquadra recibieron una denuncia de unos hechos, como los descritos, ocurridos en Lleida. Una mujer denunció hace escasos días haber sido víctima de una estafa, la del falso militar o el falso amante virtual. En todas sus versiones funciona igual: primero, el estafador, contacta con su víctima a través de redes sociales, se crean vínculos de confianza, una presunta relación amorosa a distancia, él vive lejos, no puede venir, necesita dinero y cuando lo recibe, desaparece. Nunca llegas a conocer ni su identidad ni su aspecto real.

Son estafadores con mucha labia y un conocimiento sobrenatural de la ingeniería social. Mienten y camelan a sus víctimas como quieren. Hacen exhaustivas búsquedas por redes sociales para cazar nuevas víctimas. Son delincuentes con mucha paciencia. Es un proceso largo, deben asegurarse de crear buenos vínculos afectivos con sus víctimas para poder recibir el dinero que prevén que guardan en el banco. Sobreviven a base de engañar a mujeres, en su mayoría, describiendo escenas de película de Hollywood. Cuando tienen lo que desean, el dinero, desaparecen.

1 Comentario

  1. Para Robar a manos llenas el PSOE es inigualable, siempre lo hace por el bien de sus ciudadanos, lo demás son casos aislados…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here