Cargaban camiones de fruta con marihuana y la distribuían por toda Europa

Mossos d'Esquadra y Guardia Civil detienen a siete personas de un grupo criminal al mando de una red de narcotráfico a nivel europeo. Utilizaban camiones de fruta para transportar la mercancía sin levantar sospechas.

Cargaban camiones de fruta con marihuana y la distribuían por toda Europa
La operación la han llevado a cabo Mossos y Guardia Civil | MOSSOS

Los Mossos d’Esquadra de la región de Ponent junto con la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la comandancia de Barcelona de la Guardia Civil detuvieron el pasado, 1 de septiembre, a siete personas —de nacionalidad española y de entre 25 y 42 años— como presuntos autores de delitos contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal. Dicha organización, asentada en Catalunya y con bases en Castelldefels, Cubelles y Mataró, todos, municipios de Barcelona, se dedicaba al tráfico internacional de marihuana a través de una flota de camiones que, aparentemente, transportaban fruta al resto de Europa.

La investigación, informan los Mossos en una nota informativa, se inició en octubre de 2019, cuando se tuvo conocimiento de que la Policía francesa había interceptado en la frontera a un camión de una empresa de transporte de Lleida en cuyo interior hallaron 137,45kg de marihuana oculta entre la mercancía. Todo apuntaba —añaden desde el cuerpo— que ni el transportista ni la empresa tenían ningún tipo de relación con la droga intervenida y, por ello, se abrió una investigación para poder esclarecer quién andaba detrás de ese alijo. Fue entonces que se decidió montar un grupo de trabajo conjunto con la Guardia Civil y aunar fuerzas para dar con el grupo de delincuentes.

Siete al mando de todo el entramado

En una primera fase, los investigadores de ambos cuerpos policiales constataron la existencia de un grupo criminal formado por siete hombres que se dedicaban a crear empresas de distribución de fruta para ocultar la mercancía que realmente querían mover: la marihuana. Este grupo estaba liderado por un hombre de 38 años, vecino de Castelldefels (Barcelona), que se encargaba de buscar naves industriales por toda Catalunya para fijar las «sedes se sus empresas de fruta». Posteriormente, las inscribía en el registro mercantil con el nombre de los otros implicados.

En esta misma fase, se pudo comprobar que este grupo no se dedicaba directamente al cultivo de marihuana, sino que ofrecía su flota de camiones para realizar envíos internacionales. Concretamente, escondían la marihuana entre las partidas de fruta y contrataban a una empresa de transporte terrestre ajena para realizar el envío a distintas ciudades europeas. Por eso, el transportista quedaba al margen de lo que realmente estaba transportando.

Un segundo alijo interceptado

Ya en la fase de explotación, el pasado, 10 de junio, la Policía aduanera de Francia interceptó, en la ciudad de Velles (Francia) —gracias a la información facilitada por los Mossos y la Guardia Civil— un camión que transportaba 214kg de marihuana escondida entre cajas de fruta y con destino al Reino Unido. La droga iba perfectamente envasada al vacío, lista para su inminente distribución. Con la interceptación de este segundo alijo, se obtuvieron los indicios suficientes para detener a los siete implicados. Con su detención, ambos cuerpos policiales coinciden en afirmar que se da por desarticulada la banda que tenia como principales receptores a Alemania y al Reino Unido.

Sin embargo, la investigación se mantiene abierta para saber si los detenidos organizaron otros envíos de «fruta», así como para identificar a los responsables del cultivo, ya que ellos solo se dedicaban al transporte. Los arrestados pasaron a disposición judicial el pasado, 3 de septiembre, y el juez instructor, en funciones de Guardia, de Granollers decretó prisión para cuatro de ellos, dejando en libertad con cargos a los otros tres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here