Caen dos bandas dedicadas al tráfico de heroína en Barcelona

Policía Nacional y Guardia Civil desmantelan dos organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico y detienen a 26 personas en el barrio barcelonés del Raval.

Caen dos bandas dedicadas al tráfico de heroína en Barcelona
Una de las maletas aprehendidas, repletas de droga | CNP - GC

En el marco de una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil, denominada operación “Season-Santa Cruz”, los agentes han procedido a la detención de 26 personas pertenecientes a dos organizaciones delictivas establecidas en Barcelona, dedicadas al tráfico internacional de heroína. En la operación se han intervenido más de 70 kg de heroína de gran pureza.

La investigación se inició al detectar un importante incremento de intentos de introducción de heroína en España, a través del aeropuerto de Barcelona, en los dos últimos años. En estos intentos, se intervinieron paulatinamente distintas cantidades de este tipo de droga.

La investigación conjunta, en la que también participaron cuerpos policiales de otros países, como Holanda, República Checa o Bolivia, estuvo coordinada por el CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado), organismo español dependiente de la Secretaria de Estado de Seguridad.

Con el inicio de las investigaciones, se pudo constatar la existencia de dos complejas e independientes organizaciones delictivas establecidas en Barcelona y dedicadas al tráfico internacional de heroína, cuyos cabecillas eran de nacionalidad pakistaní.

Además, una vez se ha dado por finalizada la investigación, la cual ha contado con tres fases desde agosto de 2017, se ha podido saber que, a través de traficantes situados en un nivel inferior a los importadores, el destino de gran parte de la droga, que era adulterada para multiplicar la cantidad final, era su venta en los denominados popularmente “narcopisos” del barrio del Raval de Barcelona.

Los “drivers” introducían la droga

La forma de actuar de ambas estructuras delictivas era similar, ya que introducían heroína en España a través de “maleteros” o “drivers” de nacionalidad pakistaní que captaban previamente.

Una de las organizaciones, la de mayor potencial operativo, estaba perfectamente estructurada en tres células diferenciadas con unas competencias muy definidas, una de ellas se dedicaba a la captación de personal que actuaba de ‘mensajero’, otra se dedicaba al tráfico internacional de heroína y la tercera, al de cocaína, ya que su afán de expansión los llevó a ampliar el negocio, introduciendo también el tráfico de cocaína.

Tres fases de investigación

La primera se comprendió entre agosto de 2017 y marzo de 2018, en la que se detuvo a tres personas cuando intentaban introducir en España más de 19 kg de heroína oculta en sus equipajes, en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, y a dos miembros de la organización encargados de captar mensajeros.

La segunda, llevada a cabo entre agosto de 2018 y enero de 2019, se inició con la detención de dos ciudadanos españoles y uno pakistaní en el aeropuerto de Barcelona con la llegada del vuelo Dubai-Zurich-Barcelona, con más de 24 kg de heroína oculta en sus maletas. Gracias al intercambio de información de los investigadores con las policías de otros países, se pudo detener en el aeropuerto de Praga (República Checa) a otro de los captadores de mensajeros de la organización y que llevaba más de 6 kg de heroína en su equipaje.

Días después, se produjo un registro en un domicilio de Barcelona en el que se detuvo a dos personas encargadas de organizar los viajes que realizaban los mensajeros y se aprehendió diverso material y sustancias utilizados para el corte de heroína, una pistola simulada y una taser.

Al mismo tiempo, se llevó a cabo otro operativo paralelo que acabó con la detención de 8 miembros de la organización en Madrid y Valencia, y la aprehensión en Madrid de 6 kg de heroína a otra persona captada por la organización.

Y, por último, la tercera fase, que tuvo lugar entre enero y abril de 2019, cuando la Policía boliviana detectó, en el aeropuerto de Viru Viru (Santa Cruz), un paquete con más de más de 10 kg de cocaína ocultos en cartuchos de tinta de impresora, cuyo destino final era España. Gracias a la inteligencia obtenida y al intercambio de información con la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico de Bolivia, se detuvo a cuatro miembros de la organización en Madrid, encargados de la recepción de los paquetes de cocaína. Con esta investigación, se dan por desmanteladas las dos organizaciones criminales establecidas en Barcelona. Además, se han efectuado cinco registros domiciliarios en las provincias de Barcelona y Valencia, y se ha detenido a 26 personas por los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal en Barcelona, Valencia, Madrid, Praga (República Checa) y Amsterdam (Paises Bajos), de diferentes nacionalidades (pakistaní, española, boliviana, ecuatoriana, colombiana y dominicana), de las cuales 20 han ingresado en prisión, además de haberse intervenido 70,731 kg de heroína de gran pureza y 11,9 kg de cocaína.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here