Cae una peligrosa banda de narcos polacos

El detenido, un peligroso sicario polaco, fue sorprendido cuando se desplazaba a Marbella para secuestrar a un miembro de un clan rival en un posible ajuste de cuentas

La Policía Nacional en una operación conjunta con los Mossos d’Esquadra y las autoridades polacas, han detenido a un sicario polaco cuando se desplazaba a Marbella para secuestrar a un miembro de un clan rival.

El arrestado, peligroso y habitualmente armado, contaba con numerosos antecedentes en Polonia por secuestros, lesiones y tráfico de drogas, además de poseer fuertes vínculos con el crimen organizado internacional, asentado en la Costa del Sol.

Varios compatriotas viajaban con él para protegerlo

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de marzo, tras tener conocimiento, gracias a la colaboración de la policía polaca, que el líder de la organización criminal se encontraba en nuestro país. Este grupo de narcotraficantes se dedicaba, además de a traficar, a robar de manera violenta a otros grupos de narcotraficantes.

El ahora detenido se encontraba en España con el objetivo de secuestrar al miembro de un clan rival por un posible ajuste de cuentas, viajando a Barcelona acompañado de tres personas de su confianza para posteriormente dirigirse a la provincia de Málaga. Sus acompañantes, tres hombres polacos, viajaban con él con el objetivo de protegerlo.

Ante la urgencia de los hechos y la peligrosidad de los investigados, se dispuso un amplio equipo de vigilancia en Barcelona y Málaga.

Coordinación policial

El pasado 20 de marzo, según la nota emitida por la Policía Nacional, los agentes observaron cómo los investigados abandonaban el hotel donde estaban hospedados y se dirigían en taxi hacia la estación de Sants (Barcelona) para desplazarse hasta la ciudad andaluza.

Tras hacer entrada en el tren que viajaban, una vez llegó en la estación de Málaga, los agentes procedieron a su aseguramiento, identificación y posterior detención de los presuntos delincuentes.

Gracias a la constante comunicación entre las autoridades judiciales polacas y policiales españolas, se emitió a tiempo la Orden Europea de Detención y Entrega al ser, el ya arrestado, responsable de un secuestro en Polonia y tener informaciones que indicaban que podía cometer el mismo delito en territorio nacional.

Al ser detenido, se comprobó que uno de los acompañantes del sicario portaba una bolsa con más de 100.000 euros y 1.000 libras en efectivo, cantidades que fueron intervenidas al estar destinadas a la compra de un cargamento de estupefacientes para la organización delictiva.

Tan solo un día después de ser arrestado, el cabecilla del grupo fue puesto a disposición judicial para su extradición a las autoridades polacas. Según fuentes policiales, consultadas por eltaquigrafo.com, se confía en que la extradición se ha llevado a cabo bajo lo previsto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here