Cae una importante mafia del narcotráfico, asentada en Valls y dirigida por serbios

En la operación han sido desmanteladas 12 plantaciones 'indoor' de marihuana, localizadas en hasta nueve municipios de Barcelona y Tarragona. La organización la dirigía una mujer serbia, que acababa de dar a luz.

Cae una importante mafia del narcotráfico, asentada en Valls y dirigida por serbios
Una de las plantaciones de la banda localizadas por la Guardia Civil | GC

Se trata, según la Guardia Civil, de la organización criminal más importante desarticulada en Catalunya en lo que va de año, dedicada al tráfico de marihuana. La líder de la organización criminal, una mujer serbia de 37 años —que acababa de dar a luz y dirigía todo el entramado con su lactante en brazos— junto con su pareja sentimental, un ciudadano inglés, alquilaban u ocupaban chalets situados en zonas residenciales y aisladas de Barcelona y Tarragona, donde pinchaban la luz, instalaban salas de cultivo de marihuana y organizaban guardias rotatorias de vigilantes serbios para evitar la curiosidad de los vecinos, las miradas de la policía o la tentación de otros narcos. 

El instituto armado ha comunicado este martes la culminación de la Operación Caribes, de un año de duración y gracias a la cual se ha podido desarticular a esta banda, arrestando a 31 de sus miembros —entre ellos a la líder y su marido— de nacionalidades española, británica, serbia, bosnia y croata en diversas localidades en las proximidades de la costa catalana. Diecinueve de ellos ya han ingresado en prisión.

19 registros en nueve municipios catalanes

Aunque estaban asentados en Valls (Tarragona) habían ocupado inmuebles de hasta otras nueve localidades de Tarragona y Barcelona. De hecho, la Guardia Civil ha realizado un total de 19 registros en las localidades barcelonesas de Sant Pol de Mar, Canyelles y Olivella, y en las tarraconenses de Torredembarra, Tortosa, Valls, El Pla de Manlleu, Segur de Calafell y Cabra del Camp. Se han desmantelado 12 plantaciones indoor de marihuana, con la incautación de 12.600 plantas, 190 kilos de cogollos procesados y 50.000 euros en efectivo. En ninguno de los registros se han intervenido armas de fuego.

Según informa la Guardia Civil, la organización criminal se dedicaba al cultivo y al tráfico de marihuana, contaba con complejas instalaciones para el crecimiento rápido de las plantas. La mujer serbia y su marido distribuían sus cosechas por toda Europa mediante discretos transportes terrestres.

Guardianes serbios a sueldo

Un incendio que se declaró en el cableado eléctrico de uno de los chalés de la banda en Olivella, en julio de 2019, puso sobre aviso a la Guardia Civil. Los bomberos comprobaron que el fuego tuvo su causa en una instalación eléctrica ilegal. Los cables no soportaron la fuerte demanda de kilowatios del sistema que habían montado.

Las tareas de vigilancia de las plantaciones corrían a cargo de ciudadanos serbios a los que la líder de la organización ‘contrataba’, pagaba el viaje hasta España y ofrecía un «sueldo» fijo por sus servicios, los cuales eran sustituidos cíclicamente para no levantar sospechas.

Los arrestados están acusados de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal y defraudación del fluido eléctrico.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here