Cae ‘El Último Bastión’: drogas, prostitución y mucho odio

La Policía Nacional aporta más detalles sobre el dispositivo que dejó entrever las más que evidentes conexiones entre los Boixos Nois y los Hells Angels, ambos estrechamente ligados con el movimiento ultra y neonazi.

Cae ‘El Último Bastión’: drogas, prostitución y mucho odio
La Policía Nacional aporta más detalles sobre el dispositivo que dejó entrever las más que evidentes conexiones entre los Boixos Nois y los Hells Angels / Policía Nacional

Hace escasos días esta redacción confirmaba las relaciones entre “El Último Bastión”, una de las facciones más radicales de los Boixos Nois, y la banda motera de los Hells Angels. Uno de los líderes de la facción desarticulada por la Policía Nacional (‘@Sergi81’) resultó ser, además, miembro de Nomads Spain, capítulo español de la controvertida banda motera. Este jueves, la Policía Nacional en Catalunya, en el marco de este dispositivo que dejó entrever las más que evidentes conexiones entre los dos grupos (ambos estrechamente ligados con el movimiento ultra y neonazi), ha aportado más detalles sobre la operación que permitió desarticular a una de las facciones más violentas y peligrosas de los Boixos Nois.

14 detenidos y 18 registros

Esta actuación policial se ha saldado con el arresto de 14 personas, entre ellos varios viejos conocidos de la policía como Dídac G., Genís V. o Sergi B. A ellos y al resto, se les imputan presuntos delitos graves contra la salud pública, explotación para la prostitución de mujeres, tenencia ilícita de armas o el subsiguiente blanqueo de capitales, entre otros. Siete han ingresado en prisión.

Además, los agentes realizaron la entrada y registro en 18 viviendas y locales de Sabadell (Barcelona), dando como resultado la incautación de diez armas de fuego, numerosas armas blancas, un kilo de cocaína, más de 5.000 plantas de marihuana y 42 kilos de cogollos. También se intervino material de carácter supremacista relativo a este grupo ultra radical Boixos Nois y a la banda motera Hells Angels, a la cual pertenecía uno de sus cabecillas.

Los Boixos Nois eran el nexo

La investigación se inició en el primer trimestre de 2020, cuando los investigadores detectaron como este entramado delincuencial (‘El Último Bastión’), cuyo nexo de unión sería el grupo ultra Boixos Nois, actuaba como una verdadera organización criminal, con un excesivo carácter violento frente a otras organizaciones.

publicidad

Durante el desarrollo de la investigación, tutelada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Sabadell, se determinó que presuntamente para su financiación estarían cometiendo una amplia gama de delitos graves. Principalmente: tráfico de drogas y prostitución. En cuanto al tráfico de sustancias estupefaciente, no discriminaban respecto al tipo de droga distribuida. Se apoyaban, además, en una compleja red de productores y redistribuidores de las sustancias, con los que evitaban mantener contacto alguno.

Neutralizado un piso destinado a la prostitución

Un hecho significativo en este operativo, desarrollado el pasado 2 de noviembre, fue la neutralización de un piso destinado a la prostitución coactiva de mujeres. Los réditos económicos resultantes de esta actividad ilícita se convertían en la base de financiación de sus actividades, principalmente relacionadas con la asistencia a eventos musicales y deportivos para la difusión de odio, hostilidad y violencia hacia otros colectivos vulnerables o antagónicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here