Búsqueda intensa de la mujer desaparecida en Valladolid

Una semana después de la desaparición de Esther López la Guardia Civil centra sus investigaciones en las últimas personas que la vieron

Búsqueda intensa de la mujer desaparecida en Valladolid
Esther López desapareció la noche del 12 al 13 de enero tras estar con unos amigos

Esther López, de 35 años y natural de la localidad vallisoletana de Traspinedo, se encuentra en paradero desconocido desde la noche del pasado 12 al 13 de enero. Había acudido a ver el partido de fútbol de ese día con tres amigos al bar del pequeño su municipio de apenas 1.000 habitantes. Se marchó uno de ellos a su casa y es ahí donde se le pierde la pista.

Después de una semana entra de batidas por la zona, en las que la Guardia Civil ha contado con la ayuda de Protección Civil de la zona y había solicitado la colaboración ciudadana de los vecinos y las vecinas, ahora los agentes intensifican la investigación en torno a las últimas personas que tuvieron contacto con la mujer antes de desaparecer.  

Se marchó con un conocido

Según fuentes policiales, uno de los amigos con los que había estado en el bar la habría recogido en su casa para llegar hasta allí. Ese mismo fue con el que se marchó, según testigos presenciales del bar, donde todos los presentes se conocían entre sí y sabían que ambos jóvenes eran conocidos.

publicidad

Según este hombre, él se fue con Esther porque los que estaban en el iban a ir a casa de un tercer conocido a tomar algo. Según fuentes policiales, estuvieron en esa casa Esther y los otros chicos en compañía de otra gente conocida.

La confusión llega en el momento en que, según la declaración del amigo con el que había llegado hasta esa casa en coche, se disponían a volver cada uno a su casa y él llevaba a Esther a su domicilio. Sin embargo, según su declaración, en el trayecto discutieron y ella se habría bajado del coche y se habría marchado caminando sola. Ese es el momento a partir del que nadie vuelve a ver a Esther.

Todos los que la vieron están localizados

El teléfono de Esther está apagado su desaparición y todos sus amigos, incluidos los que la acompañaron esa noche, están localizados y alguno de ellos ha llegado a participar en las labores de búsqueda. La familia descarta que haya sido una desaparición voluntaria dado que la mujer nunca dejaba de avisar de sus planes y de dónde iba a estar.

Se pide a los voluntarios que se aparten de la búsqueda

La Guardia Civil ha solicitado a los muchos voluntarios que han participado hasta ahora en las labores de búsqueda que dejen de hacerlo para que sean exclusivamente los agentes y los medios técnicos de los que disponen los que lleven a cabo las labores de investigación para lograr encontrar a Esther lo más rápido posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here