Blanqueo: nociones básicas

Ricardo Gómez de Olarte
Ricardo Gómez de Olarte

Para familiarizarnos con los otros delitos favoritos del gran delincuente patrio, vamos a intentar explicar los términos más usuales en este tipo de crímenes

Dinero negro

El dinero negro es aquel cuyo origen es lícito pero se oculta a Hacienda. El capital blanqueado es aquel cuyo origen es delictivo. Por ejemplo y presuntamente, el dinero obtenido de la Gürtel, por los Pujolone, los ERE, Pretoria, etc… Puede estar depositado en un banco, y su lavado es más fácil, o puede que no. En este último caso (dinero de la droga, por ejemplo) la cosa se complica por cuanto se necesita transporte de la mercancía (los billetes o el “parné” que diría el castizo) y “bancarizarlo”.

Cuenta opaca

Cuenta o depósito en un banco, ajena al conocimiento de la Hacienda Pública del país de residencia real. Por ejemplo y presuntamente, el dinero de los Pujolone en Andorra o Malta…

Paraíso fiscal

Estados soberanos o bajo tutela de otros estados cuya fiscalidad es sensiblemente inferior a la del país de residencia efectiva.Incluso muchos yates, buques y navíos ondean banderas de pequeños paraísos fiscales –aún sin costa- con la única finalidad de eludir tasas e impuestos de otros países con mayor presión fiscal.

Pocos estados quedan ya como paraísos fiscales por cuanto muchos de ellos han firmado numerosos Convenios Internacionales para la prevención del blanqueo de capital.

Especial mención merece el Convenio de Berlín por el que 50 países y territorios comparten información fiscal desde 2018. Entre ellos Andorra. Eso sí: hecha la ley, hecha la trampa. Resulta que, por ejemplo, si un señor español tiene una sociedad en un paraíso fiscal, la nacionalidad de la compañía es la de ese paraíso fiscal y no hace falta comunicar nada a la Hacienda Pública española ya que la sociedad no es española.

Paraísos cibernéticos

Se trata de países y territorios que actúan como refugio legal para muchos ciberdelincuentes. La alegalidad es su elemento clave. Se basan en la ausencia de legislación para instalar servidores que facilitan sitios web cuyos contenidos estarían prohibidos en otros entornos geográficos. Juegan con las lagunas legales y así pueden desarrollar actividades ilícitas sin que puedan ser contempladas como delitos.

Otra de sus ventajas radica en el hecho de que no suelen mantener acuerdos fiscales ni financieros con el resto de países, factor que dificulta en gran medida la lucha contra el cibercrimen.

Muchos internautas optan por domiciliar empresas en paraísos cibernéticos con el fin de pagar impuestos más bajos y poder constituir o gestionar una sociedad de forma mucho más ágil, sin la lenta y pesada burocracia de muchos países de la vieja Europa.

Así, por ejemplo, algunos países del Este se han convertido en paraísos cibernéticos para la pornografía infantil al carecer (algunos de ellos) de una legislación que regule o penalice de manera estricta este tipo de contenidos. Países como Costa Rica o Antigua y Barbuda se han convertido en esa clase de paraísos cibernéticos para el sector del gambling al tratarse de unos de los pocos países que contemplan la figura del casino “on line” de forma legal.

Estos hechos dificultan en gran medida la lucha contra sitios web muy ligados al cibercrimen y que divulgan contenidos como el racismo o la apología de la violencia, dificultando por tanto la lucha contra el crimen organizado. Actualmente la tendencia es que las legislaciones penales de los distintos países tiendan a armonizarse aunque todavía queda un largo camino por delante para los paraísos cibernéticos. Un ejemplo de paraíso cibernético para las descargas sería Suecia.

Sociedades off shore, fundaciones, personas jurídicas pantalla

“Offshore” significa, literalmente,“fuera de la costa”, pero en términos legales se refiere a empresas o sociedades constituidas fuera del país de residencia habitual, en regiones donde cuya tributación es de un 0% o, cuando menos, mínima.

Las empresas offshore se crean en paraísos fiscales. Es decir, las compañías de los “Papeles de Panamá”

• Bajo costo y rapidez en la creación de una empresa offshore.
• Bajo monto en los impuestos corporativos, sobre la renta y las ganancias.
• No preguntan la nacionalidad de accionistas y directores.
• Muchos paraísos fiscales no exigen la presentación de cuentan anuales, por lo que una empresas offshore no tendría gastos de contabilidad ni de auditoría.
• Muchas veces no hay IVA para esas sociedades offshore.
• No existe ningún registro público de datos personales ni nombres de accionistas o propietarios fiscales o “beneficial owner” (dueño real o dueño de los beneficios) para evitar pagar impuestos.

Testaferros

En argot, “firmones” u “hombres de paja”. Son las personas, casi siempre insolventes, que detentan la propiedad o titularidad de las acciones y figuran como directivos de sociedades “off shore”. También el hombre de confianza del verdadero criminal.

Son propietarios nominalmente pero no son los propietarios reales. Actualmente en España se ha creado un Registro de Titulares Reales de sociedades que contiene la información completa y actualizada sobre las titularidades reales de las sociedades mercantiles, es decir, sobre las personas físicas que ostentan el control de la empresa de manera directa o indirecta.

Las sociedades tienen la obligación de incluir la identificación del titular real en la presentación de sus cuentas anuales.

Ejemplo de “testaferro” personal sería el caso de, por ejemplo, un dirigente político (que fue a más y ahora a menos) de un país que cobra 200 millones de euros por un soborno/comisión por las obras de ampliación de un tramo del metro de una ciudad y la empresa sobornadora se los paga en una cuenta de un banco suizo con oficina principal en Zurich. Los titulares de dicha cuenta son dos personas suizas, que hacen de testaferros. Suiza, cuya fiscalidad es muy baja comparada con la española, no declarará a España que dos súbditos suyos y residentes en Suiza poseen esa fortuna ya que nadie sabe –salvo los “firmones”- que el titular real es ese político que fue a más y ahora está en menos.

Empresas Trucha

Se denominan así a las sociedades que no poseen ni patrimonio propio ni una estructura empresarial real. Sin embargo, sí que desarrollan una determinada actividad aunque sin apenas recorrido en el tráfico empresarial. Adquieren un volumen de negocio elevado, cuyo fin último es el de cometer fraude a través de la no tributación del IVA.

Se trata de sociedades ficticias, cuya existencia es temporal, creadas con la única finalidad de no declarar ni pagar el IVA.Tanto sus socios como sus administradores suelen ser “firmones”.Para dar cobertura a estas adquisiciones intracomunitarias, la organización utiliza un entramado de sociedades instrumentales ficticias cuya única función consiste en “emitir facturas falsas”.

Funcionan dentro de las adquisiciones intracomunitarias de bienes, respecto de las cuales no se llega a soportar el IVA en el momento de la declaración. A su vez, este bien se vende a otra empresa, -denominada “pantalla” (consciente o inconsciente de su papel) o intermediaria- por cuya venta se devenga el correspondiente IVA.

Finalmente el IVA no se ingresa en las arcas del Estado. La cadena de operaciones puede continuar entre más empresas pantalla o, en otros casos, finalizar con la venta al consumidor final del bien inicial.

Así, la clave del entramado radica en el hecho de que dada su existencia limitada y delictiva, cuando la administración tributaria efectúe las comprobaciones correspondientes al uso, la sociedad en cuestión ya habrá desaparecido.

A modo ilustrativo, nos encontramos ante la típica compra por parte de una sociedad “trucha” de un determinado bien en un territorio cuyo sistema tributario nos ofrece, por influencia de las leyes comunitarias, el beneficio fiscal de la no obligación del pago del IVA (compra sin IVA).

El caso más sonado en los últimos tiempos fue el de la “Operación Dreams” en la que están implicadas diversas cadenas de venta de electrodomésticos.

Otro día hablaremos del método de las “Pasarelas de pago”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here