Barcelona y Cádiz, las ciudades mimadas del lobby putero

La prostitución no es un fenómeno exclusivo, asociado a las mujeres migrantes. Diversos estudios apuntan a que, desde 2019, el 60% de mujeres españolas que son cabeza de familias monoparentales, trabajadoras, han tenido que recurrir a la práctica de la prostitución ocasional

La Malinche se Queda
La opinión de Núria González para eltaquigrafo.com

Entre tanta desgracia como nos acecha, ha pasado desapercibido, como siempre, que le pasado jueves 23 de septiembre fue el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres y Niñas.

Para situar el asunto, según datos de la Fundación Woman’s Week, estamos hablando de un negocio que mueve 5.000 millones de dólares al día. 1,8 millones de personas en el mundo son víctimas de este tráfico humano, de los cuales, el 79% son mujeres y niñas que son traficadas con fines de explotación sexual. Es decir, para prostituirlas en los burdeles al servicio de puteros que van a usar y tirar los cuerpos de estas mujeres y niñas como si de un paquete pañuelos se tratara.

En España, según estimaciones policiales, hay 45.000 mujeres y niñas que se encuentran en esta situación, es decir, violadas sistemáticamente frente a las narices de un Estado que no mueve un dedo por proteger sus derechos humanos. Y no piensen que estas mujeres son sólo extranjeras, en absoluto, ya que el tráfico de personas no implica un paso de fronteras, sino solo que se dé la situación de que un tercero dispone de la vida de estas mujeres para prostituirlas y trasladarlas de burdel en burdel. Puede darse hasta en la misma ciudad.  

No es un fenómeno en exclusiva asociado a las mujeres migrantes

La prostitución no es un fenómeno en exclusiva asociado a las mujeres migrantes. Diversos estudios del ámbito académico apuntan a que, desde 2019, el 60% de mujeres españolas que son cabeza de familias monoparentales, trabajadoras, han tenido que recurrir a la práctica de la prostitución ocasional para poder llenar la nevera y mantener a su familia, porque o bien con sus salarios precarios no les llega o bien han perdido sus empleos. Sitúen, 6 de cada 10 de sus vecinas separadas y con hijos, y que trabajan, se ven obligadas a prostituirse para comer a final de mes.

publicidad

Es completamente imposible separar el negocio de la prostitución del de el tráfico de mujeres para su explotación sexual. Ese tráfico existe porque es el canal por el que llega la materia prima necesaria para abastecer el mercado de la carne de mujer y niña (cada vez más niñas y menos mujeres y cada vez niñas más jóvenes, es lo que demanda el mercado puteril), que violan los hombres puteros y con el que se enriquecen los proxenetas y traficantes, que suelen ser los mismos. Es importante señalar que sólo el 1% de demandantes de prostitución son mujeres. Quien habla de ambas cosas, trata y prostitución, de manera diferenciada, al final lo que suele pretender es justificar la existencia de la prostitución como algo aceptable. Lo hacen, por ejemplo, las “asociaciones de empresarios del sexo”. El lobby putero.

Barcelona, Cádiz y el lobby putero

Y en la defensa de los intereses de este grupo de personas, Barcelona y Cádiz son ciudades absolutamente aventajadas. Les explico:

El pasado jueves día 23 de septiembre, como cada año, un grupo de mujeres, organizadas por los colectivos feministas CATAB (Catalunya Abolicionista Plataforma Feminista) y Las Hipopótamas, quiso realizar una acción reivindicativa frente al ayuntamiento de Barcelona, para denunciar la absoluta connivencia del equipo de gobierno con la prostitución en la ciudad. No es nuevo, pero en este nuevo mandato, la alcaldesa Colau ha tenido a bien dar visibilidad institucional a ciertas personas muy vinculadas al lobby putero local y las feministas no estaban dispuestas a dejarlo pasar.

El año pasado, la protesta se saldó con varias mujeres agredidas por gentes de ese grupo en plena plaza Sant Jaume, en los morros de la alcaldesa y ante la pasividad de los Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana, que allí estaban. A raíz del ataque, las feministas, junto con la asociación de vecinos de Robadors-Picalquers-Roig del barrio del Raval, pidieron una reunión a la concejala de “feminismes”, Laura Pérez, que mandó a las agredidas a paseo y no las quiso recibir nadie.

Este año, la señora alcaldesa, en un alarde de democracia y civismo, decidió blindar la plaza de Sant Jaume para evitar que las vecinas y vecinos de Barcelona le estropearan la fiestecilla del pregón de las fiestas de La Mercè (que siempre es el 23 de septiembre), y la protesta feminista se encontró de frente con dos furgonetas de los Mossos d’Esquadra, que no permitían acercarse a menos de 200 metros de la plaza. Habría que aclararle a la señora alcaldesa que no es de las mujeres de quien se tiene que proteger, sino más bien de sus amistades peligrosas, que pueden salirle caras si deja de darles sitio en los balcones oficiales.

Simultáneamente, en la otra punta del país, en Cádiz, también pasaron cosas esta semana a vueltas con no querer molestar al lobby putero desde la administración local.

El colectivo de mujeres Cádiz Abolicionista y Enclave Feminista presentó una moción al pleno local del viernes 24 de septiembre, para aprobar la adhesión de la ciudad a la Red Estatal de Ciudades Libres de Trata. Los pelos como escarpias se le debieron poner al grupo municipal de Adelante Andalucía, al ver la propuesta. Especialmente a la concejala de “feminismos” Lorena Garrón, que en cuanto al tema de la prostitución tiene las mismas tesis absolutamente permisivas y favorables, que su homóloga barcelonesa.

Y como no, al alcalde anticapitalista, “El Kichi”, quien la fortuna quiso que tuviera el voto de calidad y desempate en el pleno gaditano celebrado el 24 de septiembre, debido a que una concejala estaba de baja, y se daba el empate entre los votos a favor de la moción presentada (votos de PSOE y PP), y en contra de la misma (los “anticapis” de Adelante Andalucía).

Los “alternativos antisistema” fueron incapaces de votar a favor de la moción y contra la explotación sexual de las mujeres y las niñas, así como de señalar las graves violaciones de los derechos humanos que suponen el tráfico de personas para la explotación sexual, y tumbaron la moción presentada por las mujeres.

Así pasó que los anticapis, votaron para proteger una de las instituciones más capitalistas que existen, la prostitución.

La Colau y el Kichi

Las similitudes entre Colau y el Kichi, no son pocas en general, pero son mucho más evidentes en este ámbito de defender al putero a capa y espada. Colau tampoco ha permitido nunca que Barcelona se adhiera a esa Red Estatal de Ciudades Libres de Trata. También el ayuntamiento de Cádiz reconoce y apoya públicamente el trabajo de entidades pro prostitución, como, por ejemplo, el Premio Derechos Humanos 2019 (ni más ni menos), concedido al Colectivo Hetaira, que exclusivamente trabajaba por y para la legalización de la prostitución como “trabajo”.

Además de reconocimientos y puestecitos en la estructura municipal, obviamente el lobby putero recibe subvenciones públicas de estos entes locales. Acuérdense de los 25.000 euros entregados por la administración Colau a la asociación APROSEX para dar cursos a mujeres que quisieran iniciarse en la prostitución como salida laboral.

Pero, sobre todo ambos, el gaditano y la barcelonesa, en su supuesta y cacareada condición de “anticapitalistas”, se jactan de pagar sus campañas electorales sin préstamos bancarios, exclusivamente con las donaciones privadas. Concretamente, 425.000 euros declararon los comunes que habían gastado en la campaña electoral municipal para Barcelona en 2019, el doble que en 2015.

Casi medio millón de euros, todito recibido supuestamente de donaciones privadas, particulares y bienintencionadas. Y opacas. Donaciones muy opacas, que cualquiera interesado en seguir manteniendo un trato privilegiado podría hacer de manera discreta y casi irrastreable. A saber, los comunes de Colau sacaron en la última elección municipal 156.000 votos, es decir, la ciudadanía de Barcelona les entregó el triple de dinero que de votos. Y ahí lo dejo.

Pareciera pues, que los dos alcaldes más “alternativos” de España, que brotaron de las plazas y pueblos que parieron “la nueva política”, y los únicos de capital de provincia que sobreviven políticamente hoy, tienen en la prostitución y en la defensa del lobby putero una afición común, lo cual ha transformado ya a Cádiz y Barcelona dos destinos de turismo sexual, así como en dos puntos principales en Europa de entrada, paso y destino de mujeres y niñas traficadas.

Menos mal que ambos son anticapis… todo controlado…

2 Comentarios

  1. Podríamos decir que Ada y Kichi son fascistas de ultraizquierda. ¿Que habrían decidido estos con las milicianas, que ponían primero al frente en el 36 para después ser prostituidas por comunistas y socialistas?

  2. En el artículo de el TAQUIGRAFO MENTIIS. DICE QUE MAÑANA EN EL JUICIO DD LES OLA CONTRA EL MINISTERIO DE TRABAJO PARA DECLARAR NULO EL SINDICATO NULO E ILEGAL DE MUJERES VIOLADAS DICE EL TAQUIGRAFO QUE EL FISCAL Y EL MINISTERIO PEDIRÁ EL ARCHIVO DD LA CAUSA Y QUE ESO SERÁ CON FIRME A O A SENTENCIA DEL T SUPREMO. QUE SENTENCIA?? PQ LAS 2 ÚNICAS SENTENCIAS DEL T. SUPREMO DICEN CLARAMENTE QUE LA PROSTITUCIÓN NO ES LEGAL Y NO ES TRABAJO O SEA UN DELITO Y POR TANTO COMO NO ES TRABAJO ES IMPOSIBLE QUE TENGA UN SINDICATO LABORAL SERÍA 😂 COMO PONER UN SINDICATO DE LADRONES O CARTERISTAS LUEGO EL TAQUIGRAFO MIENTE NO SE PUEDE ARCHIVAR LA CAUSA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here