Atentado yihadista en Las Ramblas: la voz de la muerte

eltaquigrafo.com accede al audio de la declaración judicial de Mohamed Houli Chemlal, el terrorista que resultó herido en la explosión de Alcanar horas antes de que Abouyaaqoub arrasara Las Ramblas con la furgoneta que había alquilado

Mohamed Houli Chemlal | EFE

Timorato. Monosilábico. Sin duda sobrepasado por los acontecimientos. Arrepentido -así lo declara-.

 

Mohamed Houli Chemlal, el terrorista miembro de la célula de Ripoll que resultó herido grave el día 16 de agosto de 2017 en la explosión de la casa-polvorín del comando en Alcanar, reconoció en cinco declaraciones ante los Mossos y en una ante el juez, Fernando Andreu, su participación en los hechos, el papel dirigente del imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty y algunos detalles de la barbarie que “ese grupo de amigos” habían preparado.

Terrorista voluntario

Houli Chemlal explica que supo de la existencia de la casa-polvorín de Alcanar dos meses antes de los atentados y que, de la mano del yihadista, Mohamed Hichamy, y de los hermanos Abouyaaqoub se incorporó a la célula terrorista.

Dice que lo hizo voluntariamente. Que colaboró en los trabajos de elaboración de los explosivos, pero que “sólo se comprometió con la causa para atentar sobre monumentos” no sobre personas.

 

Dice no saber cuales eran los objetivos ni la fecha de los atentados pero asume que la Sagrada Familia “era la prioridad del imán y de los hermanos Abouyaaqoub”.

Es Satty, el líder

Houli Chemlal reconoce el papel dirigente del imán y su capacidad de adoctrinamiento, “especialmente sobre Hichami y los Abouyaaqoub”.

A preguntas de las acusaciones particulares, del propio juez, Fernando Andreu, y de la representante del Ministerio Fiscal, Houli Chemlal explica que no conoce la lista de objetivos “aunque si sé que se barajaban otras iglesias” pero afirma que los miembros de la célula “salvo el imán”, no pretendían inmolarse. “Solo se preparó un chaleco bomba de verdad y era para Es Satty”.

 

Este terrorista explica en la declaración judicial que en Ripoll disponían también de un piso polvorín en el que almacenaban explosivos que luego trasladaban a Alcanar.

Implicado hasta del fondo

El imputado explica a los Mossos y ratifica ante el juez que trasladó decenas de sacos de explosivos y que, hasta donde él sabe, “se pretendía la voladura de las furgonetas a distancia y también se preparaban bombas de mano para ser lanzadas”.

En tono parco, desconfiado y ostensiblemente temeroso, Houli Chemlal explica al juez que nunca viajó a Siria pero que, como el resto de amigos, vio muchos vídeos de Estado Islámico”.

 

El juez Andreu, cuando acaba la declaración del investigado se acerca a él y en la grabación se puede oír como le dice, en un tono que casi se asemeja a una confidencia….“Mohamed…¿ sabe que han muerto todos sus amigos?”. Mohamed Houli Chemlal, no responde.

1 Comentario

  1. Un gran trabajo al taquigrafo.
    El fiscal por dios un poco de sangre por favor, estamos ante el atentado más sanguinario de la historia de Barcelona, de tipos «con erradicación meramente con doctrina de muerte al precio y tipo que sea».
    Perpetua es poco, pues en estos casos no existe la rehabilitación posible.
    Quizá Otegui los comprenda en algún modo, pues este último sus echos tienen para el «Razones políticas»
    No se merece salir nunca en este caso soy partidario de la cadena de muerte.
    Que salga de allí con alá a la izquierda o derecha pero que salga con los pies por delante..
    La duda es saber que hablaban con el confidente los servicios de inteligencia.
    Ojalá Garzón hubiera antaño puesto un micro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here