Atentado 17-A: El amigo violador del Iman de Ripoll

La huella de Bennaceur Ameskour, condenado por agresión sexual y amigo del Imán de Ripoll apareció en alguno de los objetos que se pudieron recoger de entre los escombros en la casa de Alcanar que la célula utilizó como polvorín.

Documentación encontrada en los escombros de Alcanar

Entre los escombros de dicha vivienda se hallaron numerosos indicios que han sido o están siendo objeto de estudio por los investigadores policiales.

Así se obtuvieron diferentes huellas dactilares plasmadas en un diccionario traductor de castellano – árabe, que pudiera pertenecer al Imam y principal radicalizador de la célula terrorista Abdelbaki Es Satty, fallecido en la explosión de la vivienda de Alcanar.

Cotejadas estas huellas en bases de datos, se obtuvieron resultados positivos en la persona de Bennaceur Ameskour.

Bennaceur Ameskour fue condenado a ocho años y seis meses de prisión por un delito de abusos sexuales a una menor, cumpliendo condena entre los años 2007 y 2015.

Abdelbaki Es Satty fue condenado por un delito de tráfico de drogas ingresando en la prisión de Castellón I, en el año 2010.

En esta prisión compartieron celda Abdelbaki Es Satty y Bennaceur Ameskour por espacio de unos seis meses en el año 2010, hasta que este último fue trasladado a otra prisión”.

Así reza en el atestado número 2018-103386-18 de la guardia civil que forma parte del sumario por los atentados yihadistas de Las Ramblas y de Cambrils.

bombonas de butano en la casa de Alcanar

Muy sospechoso

Los agentes de la unidad de información del instituto armado tomaron declaración a Bennaceur Ameskour en calidad de investigado sin poder aclarar cómo la huella de este ex recluso por delito sexual apareció en un libro rescatado de entre los escombros de un polvorín terrorista.

Ameskour declaró que aquel Corán fue, efectivamente, suyo y que se lo regaló a Es Satty antes de abandonar la cárcel. Reconoce su estrecha amistad. Pero transcurrieron varios años entre su salida de la prisión y el día 19 de agosto, cuando los mossos encuentran el libro con su huella que parecía imborrable.

Amigos duraderos

“Bennaceur Ameskour fue puesto en libertad en octubre del año 2015 y su residencia se situó en la localidad de Benicarló (Castellón). Abdelbaki Es Satty fue puesto en libertad en abril del año 2014 fijando su domicilio posteriormente en Castellón de la Plana ante de trasladarse a Cataluña”, afirma la Guardia Civil.

La Benemérita añade… “De las investigaciones realizadas por esta Unidad en relación con Abdelbaki Es Satty, se tiene conocimiento que este ha mantenido contacto ocasional o esporádico con otros ex internos de la prisión de Castellón o familiares de los mismos, y con los que guardaría una relación de amistad”.

Durante el interrogatorio, Ameskour defendió a Es Satty alegando que nunca le vio especialmente radicalizado.

A pesar de los cabos sueltos, la guardia civil no ha podido acreditar una participación directa o indirecta de Ameskour en la trama de Ripoll.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here