Ahora resulta que Villarejo no investigó a los Pujol

La familia del expresident ha de dar explicaciones sobre el origen y la gestión de su patrimonio. Sin duda. Pero desde el expresident hasta el último de sus hijos se merecen el amparo del Estado de Derecho que tiene por deber permitir el esclarecimiento de la verdad

Ahora resulta que Villarejo no investigó a los Pujol
Pepe Farruqo para eltaquigrafo.com

Leo con asombro y perplejidad un informe de la fiscalía de la Audiencia Nacional y un auto del juez que investiga las tropelías del controvertido excomisario José Manuel Villarejo en los que se concluye que Jordi Pujol Ferrusola no fue víctima de las torticeras investigaciones de ese policía.

Ambos documentos se han conocido ahora, cuando el juez Manuel García Castellón ha resuelto, dos años después, la petición del primogénito de los Pujol para poder personarse en la causa que se sigue contra el polémico excomisario como perjudicado. El juez dice que Villarejo actuó, en referencia a los Pujol, “por interés policial”

Pujol Ferrusola, su padre y sus hermanos tiempo van a tener para dirimir sus responsabilidades en la gestión de su patrimonio. La justicia hablará. Pero de lo que no hay duda, ni en lo técnico ni en lo empírico, es que el intrigante Villarejo lideró una de las investigaciones más oscuras, prospectivas y tendenciosas, en el fondo y en las formas, de las que han sido objetos los miembros de este clan familiar.

Recapitulemos para refrescar la memoria. Villarejo se cambió de nombre (Luis Hidalgo) y de rango (inspector jefe del CNP) para engatusar y después poner contra las cuerdas a Victoria Álvarez, examante del “junior”. Álvarez, valiente e ingenua (el Estado no la resarció por sus servicios como ella pensaba o como le había prometido el tal “Hidalgo”), encendió la mecha que Villarejo había empapado de gasolina.

publicidad

El excomisario soltó una pasta gansa a Javier de la Rosa para que éste hiciera lo propio aunque luego (los que conocemos a JR sabemos que era previsible), se desdijera de lo denunciado por motivos que algún día sabremos, o no.

Villarejo sondeó a los hijos de Pujol y les ofreció borrón y cuenta nueva si tiraban de la manta.

Villarejo y su trouppe chantajearon de forma vil a los antiguos gestores de BPA: “O me dais lo que haga caer a la familia del expresident o no detendremos la que se os va a venir encima”. Los dueños del banco, víctimas de aquel atropello vieron como de un día para otro la filial española de la entidad financiera andorrana, Banco Madrid, era intervenida. Años después la causa se ha archivado y se ha demostrado que su intervención fue un montaje.

Los Pujol, pues, tendrán que responder de lo que sea que hicieran o dejaran de hacer con su patrimonio, pero es evidente que fueron víctimas de la policía patriótica y uno de los objetivos de la “Operación Catalunya”.

La misma justicia que les imputa por blanqueo y delito fiscal, no les permite señalar con el dedo a quienes han jugado sucio, muy sucio contra ellos. 

“No hubo encargo privado a Villarejo para investigar a los Pujol”, dice el juez en su auto. Claro, lo encargó y/o lo aprobó el Estado.

1 Comentario

  1. Siempre tuve claro que era una persecución política. Me avergüenza ser español, nos ahogamos con tanta corrupción político/judicial. Un banco ejemplar hundido, familias destrozadas y todo por no aceptar que no creen en España y se plantean dejar de pertenecer a ella… Somos tan borregos!! No engañan como quieren. Profundo asco siento por esta injusta justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here