Afloran las mafias que trafican con pisos

Mataró teme por la convivencia vecinal a causa de los problemas que generan las mafias que okupan pisos de entidades bancarias para luego venderlos a familias vulnerables

Afloran las mafias que trafican con pisos
Pisos de protección oficial okupados en Mataró

El Ayuntamiento de Mataró, en Barcelona, ha trasladado a eltaquigrafo.com su preocupación por los problemas de convivencia que generan las mafias que trafican con pisos.

Plataformas antidesahucios y testimonios alertan del auge de estos grupos criminales.

La práctica es sencilla: grupos organizados “abren” pisos vacíos, normalmente adquiridos por entidades bancarias (la mayoría mediante un proceso de ejecución hipotecaria) y venden la llave del domicilio a familias vulnerables. Contactan con ellas por teléfono y les aseguran que los pisos tienen todas las garantías de luz, agua y gas.

Muchas veces estas garantías suponen haber pinchado la luz al contador vecinal u otras prácticas que crean conflicto con el resto de los vecinos.

Creación de una comisión de seguridad

Fuentes del ayuntamiento aseguran que son conscientes de que existen estas mafias, pero aseguran no poder hacer nada sin denuncias previas de las víctimas, que se niegan a hacerlo por miedo a las consecuencias.

En este sentido, el concejal de Seguridad, Juan Carlos Jerez, afirmaba en un comunicado, al que ha tenido acceso este medio, que como sucede en otros municipios catalanes, a partir de testimonios indirectos “el ayuntamiento tiene conocimiento de que existen prácticas lucrativas vinculadas con la cesión a terceros de pisos ocupados”.

Jerez añadía que el problema es la falta de pruebas “explícitas” sobre las personas implicadas, porque las personas que accedían a estos domicilios u ocupaciones “subrogadas” se negaban a denunciar o identificar a quienes les había cedido el piso.

Concluía recordando que este problema es competencia de los Mossos d’Esquadra, que como ayuntamiento no puede actuar ante la falta de pruebas.

Como consecuencia de esta situación el Ayuntamiento de Mataró ha creado una Comisión de Convivencia y Civismo, dirigida por la Policía Local, con el objetivo de coordinar los posibles problemas que se deriven de temas relacionados con los inmuebles.

En concreto, se han potenciado los Servicio de Medicación Ciudadana para atender de manera directa los conflictos de convivencia generados por la ocupación de domicilios, sobre todo en los barrios de Rocafonda, El Palau-Escorxador y Cerdanyola, donde conviven las familias más vulnerables.

Se reclama más coordinación policial

Ya en 2017 el alcalde, David Bote, reclamó más colaboración entre los Mossos d’Esquadra y el Cuerpo Nacional de Policía para luchar contra estas mafias que se lucran vendiendo pisos de propiedad bancaria.

Con todo, la Comisión de Convivencia y Civismo de la Policía Local de Mataró ha actuado desde su creación, en junio de 2017, en 450 casos de ocupación ilegal. De todas estas intervenciones, no se ha podido calcular en cuales los inquilinos eras subrogados.

Necesidad de vivienda

Según datos aportados por la Agència de l’Habitatge de Catalunya, a los cuales ha tenido acceso eltaquigrafo.com, en Mataró existen 182 pisos “sin título habilitante”, es decir, viviendas vacías adquiridas por entidades bancarias, la mayoría mediante un proceso de ejecución hipotecaria.

Pero según datos ofrecido por abogados especializados y plataformas antidesahucios, «en Mataró hay entre dos y cuatro desahucios al día y la necesidad de vivienda es mucho mayor que los pisos disponibles».

Actualmente, desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Mataró se han contabilizado hasta 40 familias que han ocupado una vivienda y la mitad han pagado por ello. «Las mafias empezaron hace unos años pidiendo 200 y 300 euros, pero ahora el precio ha subido hasta los 1.500», explica el activista de la PAH Sebastià Tenés.

Sigue el malestar

Sin embargo, desde las plataformas antidesahucios se denuncia que esta iniciativa de convivencia no sirve para paliar la situación de emergencia habitacional que vive Mataró. «La ocupación no es nada más que la incapacidad de una administración para resolver esta problemática; si el Ayuntamiento tuviese más viviendas sociales, esto no pasaría», afirma Tenés.

Con todo, se calcula que en Mataró existen cerca de 3.400 pisos vacíos, de los cuales hay indicios de que un 25% están ocupados. Las ocupaciones se centran, básicamente, en domicilios de titularidad privada, pero también en el parque de domicilios públicos, sobre todo en los que provienen de las cesiones más recientes que están haciendo las entidades financieras a la Generalitat.

Por su parte, el consistorio gestiona un parque público de 321 viviendas, de las cuales 104 están destinadas a personas derivadas de Servicios Sociales, algo que, según la propia administración, situaría a Mataró en el segundo puesto de municipios catalanes con más viviendas sociales después de Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here