Absueltos los guardias civiles acusados de la muerte de 15 inmigrantes

La Audiencia de Cádiz decreta el sobreseimiento libre de las actuaciones y sostiene que los agentes «cumplieron con su deber» en la playa de El Tarajal, en el norte de África.

Absueltos los guardias civiles acusados de la muerte de 15 inmigrantes
La playa de El Tarajal, el día de los hechos | EFE

La Audiencia Provincial de Cádiz con sede en Ceuta ha emitido un auto en el que desestima los recursos de apelación presentados por varias oenegés contra la decisión del Juzgado de Instrucción, número 6, de la ciudad autónoma, del pasado, 29 de octubre, de archivar la causa contra 16 guardias civiles por el caso de los 15 inmigrantes que murieron ahogados en la costa de El Tarajal, el 6 de febrero de 2014. Como ha adelantado El Confidencial, los inmigrantes fallecidos hace ya seis años formaban parte de un grupo de 200 personas que trataron de llegar a Ceuta nadando desde Marruecos.

Para evitar que el grupo llegara a la costa, agentes de la Guardia Civil los repelieron con pelotas de goma. Los pocos que llegaron, veintitrés, fueron devueltos, inmediatamente, al país vecino. Varias oenegés denunciaron el modus operandi empleado por la Benemérita, con el que vinculan la muerte de 15 de esos inmigrantes. La resolución de la Audiencia Provincial considera en este sentido que «no hay prueba indiciaria que contradiga la afirmación de que la actuación policial se ajustó́ a los principios básicos exigibles para estas intervenciones». La utilización de material antidisturbios, continúan los tres magistrados que componen la sala, fue «adecuada y proporcional a las circunstancias del caso». La actuación, dicen, tuvo «una finalidad disuasoria primero, y después de canalización», según ha publicado el citado medio.

«Los guardias civiles que estaban en el espigón o la playa no tenían obligación de socorrer a los nadadores, no solo porque no se ha acreditado (ni siquiera alegado) que los primeros les hicieran algún requerimiento al respecto, sino porque «tampoco existe prueba alguna» de que desde la parte española se pudieran apreciar indicios de que alguien se estuviera «ahogando o en peligro», agrega la Audiencia, que insiste en que tanto los guardias civiles como los miembros del servicio marítimo, mostraron en todo momento una actitud de ayuda a los inmigrantes que llegaron a la costa, que fueron «auxiliados» y «tratados con consideración».

La Guardia Civil actuó según sus protocolos

La sala rechaza, por lo tanto, que haya pruebas para acusar por los delitos denegación de auxilio, lesiones dolosas y homicidio imprudente que las acusaciones atribuían al grupo de guardias civiles.

«Ha quedado demostrado que los inmigrantes que decidieron actuar de aquella manera tan arriesgada eran conscientes de que, tal como habitualmente ha ocurrido en otros intentos de asalto, las fuerzas del orden españolas, en cumplimiento de la legalidad, harían lo necesario para impedirlo, asumiendo el riesgo que ello conllevaba, y sin que se haya puesto de manifiesto la existencia de indicios para calificarla como infracción de un deber objetivo de cuidado, para imputarles el resultado de muerte a título de imprudencia», han asegurado fuentes de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, que ejercía la defensa del capitán que lideraba el grupo de guardias civiles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here