A prisión por clavar un destornillador a su pareja

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a un hombre a 14 años de prisión por considerarlo culpable de un delito de asesinato en grado de tentativa con agravante de parentesco, tras clavarle un tornillo en el pecho a su pareja y golpearla con un martillo

A prisión por clavar un destornillador a su pareja
La Audiencia Provincial de Valencia lo ha condenado a 14 años de prisión y le prohíbe acercarse a la víctima durante los próximos 15 años | Archivo

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a un hombre a 14 años de prisión por violencia machista. El Tribunal lo considera culpable de un delito de asesinato con alevosía en grado de tentativa, con el agravante de parentesco y razones de género. 

Los hechos por los que ha sido condenado se remontan a 2019. La pareja, que llevaba cinco años de relación en aquel momento, convivía en la pedanía de El Perellonet, (Valencia). Una tarde de julio, el hombre comenzó a insultar a la mujer y a recriminarle que no había preparado la comida. Además, la acusó de acostarse con los hombres de las casas en las que trabajaba como asistenta del hogar. La violencia fue en aumento hasta que finalmente descargó toda su ira golpeándola con un martillo en la cabeza con la intención de matarla. 

Mientras ella estaba herida, la agarró por el cuello y tras meterle los dedos en la garganta, le clavó un destornillador en el pecho para acabar con su vida. Los gritos de auxilio de la mujer alertaron a los vecinos que, tras echar la puerta abajo, pararon la brutal agresión machista. 

209 días de recuperación

Debido a esta salvaje agresión, la víctima requirió de intervenciones quirúrgicas y tratamiento médico para recuperarse. En total, necesitó más de 200 días para sanarse de las heridas. Sin embargo, a día de hoy, todavía presenta secuelas como cicatrices y dolores derivados de la agresión. 

Por estos hechos, el Tribunal lo ha condenado a 14 años de cárcel, la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 500 metros durante 15 años, libertad vigilada durante cinco años tras cumplir la condena de prisión y una indemnización a su expareja de 35.830 euros por las graves lesiones y el daño moral ocasionado. Además, deberá abonar 38.232 euros a la Generalitat Valenciana por los gastos de asistencia sanitaria de la mujer.

Alega que había bebido

Durante el juicio el agresor ha alegado que aquella tarde se encontraba bajo los efectos del alcohol y que golpeó a su pareja mientras trabajaba con un martillo. Del episodio del destornillador dice no recordar nada. 

Sin embargo su expareja desmiente esta versión y aclara que fue ella quien intentó echarlo de casa debido a su estado de embriaguez, que él se puso agresivo y que, cuando ella intentó grabarlo con el teléfono móvil para denunciarlo, él le propinó la brutal paliza. La Audiencia Provincial de Valencia da veracidad a la versión de la víctima que coincide, además, con el testimonio de los vecinos que la socorrieron aquel día y lo condena a más de una década en prisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here